El bailenense Manuel Cabrera sigue disputando la Andalucía Bike a pesar de su dureza

1182

La 4°etapa de la Andalucía Bike Race, disputada ayer en la provincia de Córdoba, fue la más dura por el recorrido y por las inclemencias del tiempo. El bailenense Manuel Cabrera Valdivia continúa disputando esta prueba de máximo nivel con resultados aceptables. Después de la etapa declarada el deportista bailenense que había sido un durísimo día, “creo que para mi ha sido uno de los peores sobre la bici pero también de los mejores porque me he sorprendidoo con mi estado de forma en este tipo de pruebas por etapas a nivel UCI Internacional, la meteorología ha sido lo peor que podía ser, muchísimo barro, no ha parado de llover los ojos llenos de barro, no puedes apenas parpadear sin dolor el agua sabe a tierra las barritas todo la bici atascada, la transmisión cambia cuando quiere y ni cambia,las suspensiones endurecidas… un caos” relató tras la prueba. Ha sido un día donde los abandonos por hipotermia han sido múltiples donde las averías y las caídas en el escurridizo suelo han sido incontables donde te encuentras gente llorando por abandonos involuntarios ha sido duro como nadie puede imaginarse.
Para Manuel Cabrera la 4° etapa la vivió de esta forma, “mi bici al terminar la prueba gracias a Dios que no fue durante no puedo aguantar y el freno trasero quedó inactivo e inutilizable pues no sólo las pastillas se consumieron enteras y el disco se Rallo sino que perdió presión y se desarmó la manera. Gracias a esos AMIGOS Jesús Mira Alonso, Álvaro Mozas que se mojan por ti se hacen otros 200 km para darte su bicicleta te dan de comer y viven contigo este caos que hay que sufrirlo para vivirlo”, declaró.
También quiere agradecer a todos los que están viviendo con él  y apoyándolo desde casa o viniendo a las pruebas que han podido.

Además tuvo un pequeño incidente con otro corredor, “llendo de menos a más donde quería dejarme llevar por las sensaciones y en la subida del Reventón un chaval se baja de la bici delante de mí como si fuera un luchador de kárate y me pega una patada que me frena la bici de alante y me jode literalmente el dedo que aún lo tengo morado y jodido… en fin, seguimos poco a poco donde voy sacando partido en las subidas y bajadas técnicas hasta al final verme bastante lleno y decido apretar sin miedo, finalmente llego hoy el 170 unos 60 puestos mejor que ayer el 90 del Grupo Élite, creo que en la general me colocó el 94. Me he sorprendido bastante, estoy contento ya queda afrontar las 2 últimas etapas a tope, si Dios quiere y sufrirlas, me gustaría seguir ascendiendo puestos, pues me encuentro bien y me siento seguro pero no hay que confiarse, acabamos de pasar el ecuador pero aún queda muchos kilómetros muy duros y mañana la meteorología que espera es igual o peor. Creo que aún estoy anonadado después de todo lo vivido hoy, señaló finalmente.