Las pipas y la Semana Santa

363

“La afición de la espera”, así podemos denominar al consumo de pipas en la espera de los pasos que realizan su Estación de Penitencia en la Semana Santa. Sería incalculable  echar un cálculo de las pipas que se consumen en estos días, puede que sea la época del año donde más se consuman. ¡Y está bien!. En algo hay que pasar el rato a las  largos espacios de tiempo de espera. Pero, siempre hay un pero, al consumirlas las cáscaras no las tiren al suelo, que una vez que pasa la Procesión se queda el espacio casi como un basurero, cáscaras de pipas (sobre todo), bolsas vacías, latas de refrescos, alguna botella de agua …… Nadie piensa que lo que se ensucia hay que limpiarlo?. Si esa misma persona fuese al día siguiente, al mismo lugar y se encontrarse con la basura que dejó en el suelo.. que diría: ¡que barbaridad! no les ha dado tiempo de limpiarlo?. Pues no, es usted quien no debería de haberlo ensuciado. Hay que respetar la limpieza en las calles, una bolsita para las pipas, una más grande si hay otro tipo de consumo y nuestra calles lucirán más. El viejo refrán, no es cuestión de limpiar más… sino de ensuciar menos. Y, a disfrutar de la Procesión.