Hoy se celebra el XXIII Festival Flamenco Mengíbar organizado por Peña Flamenca La Arroyá

138

La vigésimo tercera edición del “Festival Flamenco Mengíbar” se celebra hoy viernes a las 22:30 horas en la Caseta Municipal de Mengíbar. El cartel está formado por el cantaor Julián Estrada, de amplio recorrido en el arte del flamenco. Su presencia en le festival viene avalada por ser el cantaor en activo que más veces ha participado en las ediciones anteriores del festival. Muestra de ello la multitud aficionados de Mengíbar y alrededores que reclaman su presencia en festivales y acuden a su cita.

Desde málaga la cantora Virginia Gámez, será la primera vez que participe en el festival. Su magnifico recital realizado en el Peña La Arroyá acreditan su paso por él. Cantaora larga y con una trayectoria importante, ha participado en los mas importante festivales de Andalucía y es colaboradora en el programa de radio “El público” de Canal Sur.

En representación del flamenco local, la bailaora María Sierra Torres, licenciada en baile flamenco y ganadora del tercer premio en el concurso IAJ para jóvenes flamencos. Estará acompañada por un cuadro integro de artistas jienenses como es el caso de la cantora Ángeles Toledano  y el guitarrista Mario Moraga.

Las sonantas que acompañaran serán la de Patrocinio hijo y Andrés Cansino. El encargado de presentar el acto será el baenese Francisco Remache. El precio de las entradas es de 3 euros y se podrán adquirir en la taquilla de la Caseta Municipal el mismo día del festival.

Mediante el cartel diseñado para la 23º edición se honra la memoria en el 120 aniversario del nacimiento del poeta Federico García Lorca (En la ilustración aparece la mal lograda bailaora Soledad Montoya) personaje en el que se inspiró Federico para El Romance de la pena negra, escrito en 1928 y publicado en la Revista de Occidente en Madrid, y que posteriormente formaría parte del Romancero Gitano.

El dibujo, obra del propio Federico, representa a la cantaora y bailaora Soledad Montoya, que mientras que formaba parte de un cuadro flamenco formado por emigrantes andaluces en Buenos Aires (Argentina), moría de un tiro en la frente. Los que presenciaron el infortunado hecho no lo describieron como un crimen, sino como un trágico accidente, a pesar de que el autor del disparo, plenamente identificado, había sido la pareja que le acompañaba, un joven de 22 años llamado Carlos Rivero.

Se apuesta de nuevo en esta 23º edición, por un festival flamenco que sirva de punto de encuentro de la reconocida afición  provincial representada  por sus Peñas Flamencas así como aficionados de las provincias de Córdoba y Granada. Desde la organización y apoyándonos de Instituciones y Administraciones, nos volvemos a proponer en dar mayor difusión y saber de esta identidad cultural que nos identifica, EL FLAMENCO.