Sabiote estrena una nueva calle en su centro histórico y recupera parte de la muralla medieval

884

El diputado provincial Bartolomé Cruz inaugura junto al alcalde de la localidad, Luis Miguel López, este espacio en el que la Diputación ha invertido más de 100.000 euros para su puesta en valor.

El diputado provincial Bartolomé Cruz ha inaugurado junto al alcalde de Sabiote, Luis Miguel López, una nueva vía pública en este municipio, en concreto en la zona amurallada, que abre un nuevo tramo de calle medieval a intramuros del recinto amurallado de la localidad y que ha sido recuperado junto a un lienzo de muralla. Cruz ha felicitado al Ayuntamiento de Sabiote “por esta obra de recuperación y restauración del patrimonio en un pueblo que se enmarca en el triángulo del mejor Renacimiento español en torno a la figura de Andrés de Vandelvira”, ha destacado el diputado provincial.

La Diputación de Jaén ha invertido más de 100.000 euros en esta actuación a través de los Planes Provinciales de Cooperación a las Obras y Servicios de Competencia Municipal. Este nuevo tramo que ha estado ocupado por edificaciones durante más de cuatro siglos, ha supuesto un minucioso trabajo durante el proceso de recuperación. Se trata de una calle de unos 150 metros de longitud donde se ha restaurado la muralla medieval además de la ejecución del vial, donde a diferencia de intervenciones anteriores, pone en superficie todos y cuantos restos arqueológicos han aparecido.

Los restos que se aprecian en la calle pertenecen a varias épocas. La más antigua es la atarjea aparecida junto a la muralla y que era una antigua conducción de agua para el riego de huertos. Sobre esta atarjea se construyó una zona empedrada junto a la muralla que se llama adarvillo como calle publica. En la zona norte de la calle, lindando con el arco nuevo, han aparecido varias vasijas de barro del siglo XVIII destinadas al vino y otra más pequeña para el vinagre. La pavimentación de empedrado de piedra es la más antigua que va desde los siglos XV al XVII. Se mezclan con otros pavimentos más recientes, como baldosas de barro del siglo XVIII.

“Recuperar el pasado es recuperar el presente y el futuro. Además, en este tipo de intervenciones se genera mucha mano de obra y trabajo futuro en el sector turístico”, ha puesto de relieve Bartolomé Cruz.