Un fin de semana cubiertos por la calor de la canícula y recordando las Fiestas

133

Buenos días desde Bailén, Buenos días desde la Comarca Norte de la provincia de Jaén en este sábado que en teoría, si todo se hubiese desarrollado con normalidad, sino el coronavirus no hubiese llegado a España, hoy sería el segundo día de las fiestas de Bailén y hoy, a eso de las doce de la mañana estaríamos esperando a los soldados que deberían llegar a las Fiestas de Bailén para sumarse con los bailenenses a esta conmemoración histórica. Sin embargo, la pandemia nos ha privado de esta celebración que de encontrarnos en Las Palmeras para celebrarlas nos quedamos solamente en las fiestas de bares y restaurantes, que no han querido dejar de lado estas Fiestas, por un lado porque les interesa para su economía y por otro lado porque hay que mantener este espíritu que es el de recordar nuestra historia, que es la base de las Fiestas de Julio de Bailén. En este sábado donde dicen los expertos que soportaremos mucha calor, que estamos en un periodo denominado “Canícula” y que esto quiere decir más calor de lo normal y que así estaremos las próximas 24 horas. Donde disfrutaremos de la calor, que es la misma que venimos soportando en la última semana, para este fin de semana contaremos de máximas sobre los cuarenta grados, así que si hubiéramos vivido las Fiestas Conmemoratorias hubiesen sido días y noches de mucho calor. En cualquier caso a vivir las fiestas como se puedan, sin soldados, sin procesión, sin homenajes militares, sin desfiles pero con la ilusión de recordar el año en el que Bailén, sus fiestas y sus gestos entraron en la historia mundial. Desde aquel momento el nombre de Bailén se conoció en toda Europa, todo se dirigía a Bailén, ahora doscientos años después Bailén ha perdido mucho, ya que hemos sido incapaces de rentabilizar la historia, la ubicación geográfica o la potencialidad que eramos en el sector de la cerámica tradicional e industrial. Y pensando ese momento, tenemos que acercarnos a la calor, al tiempo para hoy. Esa mañana a primera hora el termómetro marcaba 25º, calor matinal que nos anuncia esos 40º que nos dejará de máximas este sábado de julio, donde los bailenenses nos acordaremos de la llegada de nuestros soldados a la localidad, aplaudidos desde su llegada a la estación de autobuses hasta su formación en la Plaza de la Constitución.