Julio Ángel Olivares Merino presentó su último trabajo «La Piel Leve»

434

El profesor Julio Ángel Olivares Merino presentó este fin de semana en Bailén su último trabajo La Piel Leve. Es un escritor y dramaturgo, que, por ende, escribe, relata y escenifica adjetivando una historia de un niño y un mago en un teatro para superar sus temores, terrores que todos arrastramos de la infancia.  El acto fue presentado por la bailenense Anabel Gámez.

La piel leve nos sobrecoge con una metáfora del desamparo del ser humano, sobre cómo la oscuridad se puede adherir a nosotros.

Julio Ángel Olivares Merino se instala en los dominios de lo fantástico-terrorífico mediante una envoltura poética y acu­diendo a motivos propios de la ficción de horror con marcado efecto emocional. Mediante un hálito cinematográfico propio del cine de autor, la novela nos traslada a otro tiempo y descu­bre su juego estructural, en el que la vivencia del niño Dénea se irá alternando con tétricas historias narradas ante él, en el espectral Teatro Vah, por una suerte de mago perverso: allí, todo empezó a ser como la farsa de un ilusionista que posee las llaves del abismo.

El vértigo del terror elabora un pentagrama de pesadillas en el que se compasan arpegios monstruosos que nos recuerdan nuestra fragilidad. Olivares Merino nos invita a golpear la alda­ba de los miedos y a desentrañar el horror. Nos enfrenta a apa­recidos, espectros, criaturas, ogros y ogresas, pero también a la indefensión infantil y, por extensión, a la de todo ser humano. Con esta novela, el lector se situará cara a cara ante la inestabi­lidad y el sesgo efímero del individuo y de la memoria.