Muere un Guardia Civil de Tráfico bailenense arrollado por un conductor que se saltó un control

4590

ACCIDENTE MORTAL DE UN GUARDIA CIVIL

Arrollan a un Guardia Civil de Tráfico bailenense cuando trataba de evitar que un conductor se saltara el control puesto en la organización de una prueba ciclista juvenil. El conductor había robado momentos antes a punta de hacha el vehículo y tras no detenerse ante el primer alto de un compañero Guardia Civil arrolló al bailenense que evitó con esta actuación que el conductor pudiese provocar algo peor si se encontraba con los ciclistas.

El hombre que atropelló mortalmente con un coche robado a Dámaso Guillén, un agente de la Guardia Civil de Tráfico, de 49 años, casado y padre de una hija, ha sido detenido. El accidente ha ocurrido en Beifar, Pravia. Al parecer, el vehículo eludió el primer alto que le dio un guardia civil que regulaba el tráfico por la celebración del trofeo Santiago Santana de Ciclismo Junior y cuando llegó a la altura del segundo agente que trataba de darle el alto, lo atropelló causándole la muerte.

El Guardia Civil bailenense fallecido, estaba destinado en el cuartel de Rubín (Asturias). Formó parte del operativo de extinción de incendios que el jueves evitó que las llamas llegasen a la gasolinera de Quintana, en Valdés.

«Salvó muchas vidas», así se expresaba Manuel Prieto, presidente de la Escuela Ciclista Santi Pérez de Grado, sobre el terrible accidente. Prieto lo tiene claro: «Sin la actuación del agente fallecido hubiesen muerto muchos niños que estaban participando en la prueba. Se le debe mucho».