Domínguez: “No vamos a permitir la venta a cachos de España ni que los jiennenses sean menos que nadie”

878

PP CONGRESO

“Defender los intereses de nuestra tierra es defender la igualdad entre todos los españoles. A más Sánchez, menos Andalucía y menos Jaén, menos capacidad de desarrollo y de igualdad entre territorios y más privilegios para las comunidades más prósperas”. Así de claro se ha mostrado el presidente provincial del Partido Popular de Jaén, Erik Domínguez, en la reunión del Comité Ejecutivo Autonómico del PP de Andalucía celebrada este sábado en Granada, donde ha advertido que “vamos a seguir luchando por los intereses de los jiennenses, por encima de los intereses partidistas, y defendiendo con todo, hasta las últimas consecuencias, la unidad entre españoles”.

“No vamos a permitir la venta a cachos de España ni que haya españoles de primera y de segunda. Los jiennenses no son menos que nadie”, ha destacado el presidente provincial, subrayando el compromiso del PP de Jaén para ejercer la defensa de la igualdad territorial al lado del presidente nacional Alberto Núñez Feijóo y del presidente andaluz, Juanma Moreno, quien ha lamentado la forma de actuar de Pedro Sánchez que, a su juicio, no practica un debate territorial sino “un chantaje territorial”. “No negocia, está comerciando con el independentismo en un mercadeo que está dañando los intereses de España y hay unos intereses que salen perjudicados en esa ecuación”, ha valorado.

Domínguez, que espera que Núñez Feijóo sea el próximo presidente del Gobierno de España porque de lo contrario «Andalucía va a tener problemas muy serios», ha criticado además que el Ejecutivo en funciones “esté más pendiente de Waterloo que de nuestra tierra y sus problemas acuciantes, como la sequía que tanto daño está causando al campo, al olivar jiennense y a los que viven de él” y ha defendido la apuesta de Núñez Feijóo en materia de agua y la repercusión que tendría en la provincia de Jaén. Una provincia que “se seca, no solo por la falta de lluvia, sino por la inacción del Gobierno socialista que no solo no actúa como se requiere en las infraestructuras hídricas ni construye las nuevas presas que necesita la provincia como La Cerrada de la Puerta, sino que tiene sin uso en plena sequía otras terminadas hace años como la de Siles por no hacer las conducciones o la de la Balsa del Cadimo”.