Repulsa a la agresión a un profesional en el Consultorio de Guarromán

1356
GUARROMÁN

Profesionales del AGS Norte de Jaén muestran su repulsa a la agresión a un profesional en el Consultorio de Guarromán. Directivos del Área de Gestión Sanitaria, profesionales y autoridades se concentran en apoyo del facultativo agredido. El AGS ha activado el Plan de Prevención de Agresiones del SAS y el agresor, que se dio a la fuga, ha sido denunciado en comisaría.

Profesionales del Área de Gestión Sanitaria Norte de Jaén se han concentrado este mediodía, junto con el alcalde, miembros de la Corporación municipal y diputados autonómicos, a las puertas del Consultorio de Guarromán, para mostrar su apoyo y solidaridad al compañero agredido este lunes en el centro. Durante la concentración, trabajadores, autoridades, equipo directivo y representantes sindicales han mostrado su repulsa unánime a las agresiones físicas y verbales contra el personal de los centros sanitarios.

La delegada territorial de Salud y Consumo, Elena González, ha señalado que “este tipo de actitudes son intolerables y carecen de cualquier justificación, por lo que no deben tener cabida en nuestra sociedad y mucho menos en un centro sanitario”. Por su parte, la gerente del AGS, Belén Martínez, que ha sido la encargada de leer el manifiesto de repulsa y respaldo al compañero agredido ha subrayado “el apoyo unánime y la solidaridad del conjunto de profesionales del Área de Gestión Sanitaria con el profesional”.

Descripción de los hechos

El profesional agredido, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, fue abordado por el agresor en los pasillos del centro cuando se dirigía al aseo. A pesar de acudir sin cita al mismo, le reclamó que lo atendiera de inmediato. Al salir del baño, el facultativo presenció cómo el individuo se enfrentaba gritando a la administrativa, ante lo que le pidió que se tranquilizara o se marchara. Lejos de hacerlo, el agresor aumentó el tono de sus gritos y comenzó a insultar al facultativo, a lo que éste respondió advirtiéndole de que iba a llamar a la Policía. Acto seguido, el individuo se abalanzó hacia él, elevando el tono aún más de sus amenazas y, cuando el profesional le sugirió que se marchara de nuevo, le propinó varios puñetazos en las costillas y el cuello, al tiempo que lo amenazaba de muerte cuando lo viera en la calle.

Personal del centro intervino para intentar disuadir al agresor de su actitud y finalmente, tras la agresión, consiguió darse a la fuga, al comprobar que se alertaba a la Policía. El profesional denunció los hechos por la tarde, tras ser atendido en su centro de salud de referencia.

Consecuencias

La agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial está recogida en el Código Penal como un delito de atentado contra la autoridad.

Desde el momento en que se produjo la agresión el centro ha puesto a disposición de la profesional afectada todo el apoyo necesario, incluyendo la defensa y asesoría jurídica, según recoge el Plan de Prevención y Atención frente a Agresiones para los profesionales del sistema sanitario público de Andalucía.

Plan de Prevención frente a las Agresiones

La Consejería de Salud y Consumo condena cualquier tipo de violencia, tanto física como verbal, dentro o fuera de un centro sanitario, recordando que bajo ningún concepto o circunstancia pueden justificarse este tipo de actuaciones.

El Plan de Prevención y Atención de Agresiones del sistema sanitario público de Andalucía incluye tanto medidas preventivas para luchar contra los ataques como un protocolo de actuación una vez que se produce cualquier situación de violencia. Entre las medidas preventivas se encuentran la instalación de sistemas de seguridad (cámaras de videovigilancia, timbres avisadores, guardias de seguridad, etc.) como formación para que los profesionales aprendan a actuar ante situaciones de tensión. En los casos en los que se produce la agresión, el plan contempla apoyo psicológico y asistencia jurídica para las víctimas.