Seguimos en el «veranillo» de noviembre

1001

Buenos días desde Bailén, buenos días desde la Comarca Norte de la provincia de Jaén en este miércoles de noviembre que hemos amanecido con temperaturas similares a las de ayer martes, dentro de estos días del veranillo de noviembre entre matanza y matanza, que son las fechas propias para ello, en la provincia de Jaén, justo antes de iniciar la campaña de la aceituna, que luego quedaba poco tiempo para estos menesteres, que era básicos para el futuro de cada hogar porque significaba poder contar para los siguientes meses con comida suficiente para superarlos, entonces en aquellas épocas no había los super que te facilitan diariamente lo que necesitas, entonces solo estaba la vieja tienda de la esquina, con un pesos de sistemas de pesas y con la cuba de arenques, que era la que generalmente, llenaba de su olor toda la tienda. Los niños luego nos peleabamos por los aros de madera de los arenques para jugar al «aro», que a falta de tablets y móviles, y hasta teles, era uno de los juegos a los que nos dedicábamos entonces, en aquellas calles, que en Bailén todavía estaban sin asfaltar. Todo estos como consecuencia de las épocas de la matanza que nos traía los San Martín, ahora sólo nos trae este veranillo con temperaturas por encima de los veinte grados, un sol que calienta en noviembre y que nos invita a realizar paseos matinales, y por la tarde, que casi nos recuerdan más la primavera  que de este otoño del que ya hemos consumido dos tercios de una estación que nos ha regalado bastante agua, hasta tal punto que nuestros pantanos están notando esa llegada de lluvias, y al menos, mejorar esa imagen de escasez que nos dejaban hace semana, sobre todo en una provincia como la de Jaén, cabecera del Guadalquivir y donde se encuentran un buen número de pantanos, de los que nos permiten presumir que somos la provincia de mayor número de kilómetros de playas de interior, que nos sirve para explotarlas turísticamente poco, esto es como tantas cosas de las que Jaén cuenta, una provincia increible, pero de la que explotamos turísticamente poco. Notar a primera hora de esta mañana que nos deja cielos despejados y soleados, sin anuncio de lluvias. Una mañana que en el termómetro registra una temperatura por encima de diez grados, mientras que para el mediodía el termómetro se moverá sobre los veinticinco de nuevo. Tiempo netamente otoñal, más cerca del invierno que de la estación del otoño. Un día donde tenemos que hablar del personaje bailenense de Felipe de Neve, que fue un descubridor de buena parte de lo que es hoy los Estados Unidos y el norte de Méjico y que es recordado, sobre todo, por el ser el fundador de lo que es hoy es la ciudad de Los Ángeles, la segunda ciudad más habitada de EE UU y que cada año recuerda a su fundador, un bailenense que hizo «las américas» y que el próximo año se celebra el tercer centenario de su nacimiento en Bailén y que hoy será recordado en un acto en la Diputación Provincial. ‘Felipe Neve. El héroe jiennense de Los Ángeles’ editado por The Hispanic Council, así se anuncia el acto de hoy, con Bailén, su ciudad natal, desparacieda en la convocatoria.  Y de cara al tiempo para hoy, decir que hemos amanecido con el termómetro marcándonos solo 11º, esto supone una ligera bajada respecto a ayer y que las previsiones es de que alcancemos los 25º al mediodía, temperaturas similares a las del martes.