La Junta de Andalucía reclama la defensa la aceituna negra con medidas concretas y acciones contundentes

374

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía , Rodrigo Sánchez Haro, ha valorado que la labor técnica de la Junta de Andalucía en el proceso de investigación relativo a la denuncia por dumping contra la aceituna negra de mesa española “ya está hecha”, pero “ahora el sector necesita una acción contundente, una respuesta diplomática al más alto nivel”. Sánchez Haro ha explicado en el Parlamento que el Gobierno regional ha concluido con la búsqueda, recopilación, análisis, interpretación, argumentación y traducción de “millones de datos” que han supuesto “miles de horas de trabajo”, y ha reclamado al Gobierno central que asuma “sin vacilación” la defensa del sector “en las más altas esferas”. Es decir, ante la Unión Europea, exigiendo fortaleza y contundencia diplomática, y ante Estados Unidos (EEUU), “desplegando las acciones que corresponden en política exterior”, ha apuntado. “El sector ha tenido a su lado y sigue teniendo a la Junta de Andalucía pero también necesita al Gobierno de España”, ha recalcado Rodrigo Sánchez.

El titular de Agricultura ha detallado que, desde el primer momento, por parte de la Junta de Andalucía se está realizando “un intenso trabajo en defensa de nuestra aceituna de mesa, en la justificación de la legalidad de las subvenciones concedidas y en la legitimidad de su proceder”. Y esta labor se está realizando, según sus palabras con un “frente común y sin fisuras” con las empresas afectadas, el Gobierno de España y la Comisión Europea. De hecho, la presidenta Susana Díaz se ha trasladado en varias ocasiones a las instituciones comunitarias para defender la legalidad de las ayudas que percibe el sector andaluz y esta semana ha vuelto a reclamar apoyo al comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, durante un encuentro mantenido en Sevilla.

En cuanto a medidas concretas que ha estado llevando a cabo el Gobierno andaluz, Rodrigo Sánchez ha destacado el seguimiento técnico en las investigaciones en curso a través de “un equipo de alto nivel” de la Consejería de Agricultura integrado por más de 15 expertos y profesionales. El consejero ha añadido que también se está colaborando con los juristas contratados por las empresas, “suministrándoles toda la información necesaria para la preparación del proceso de verificación en las instalaciones” que se está llevando a cabo durante este semana y la próxima.

Denuncia americana

Durante su intervención en el debate parlamentario agrupado sobre el apoyo de la Junta al sector de la aceituna de mesa de Andalucía, Sánchez Haro ha reiterado que estos productores están sufriendo una “injustificada, desproporcionada, oportunista e intolerable agresión”. Estas declaraciones hacen referencia a la denuncia que la Coalición para el Comercio Justo de Aceitunas Negras (formada por dos empresas aceituneras de California) presentó en junio de 2017 ante las autoridades de EEUU contra la entrada de aceituna negra procedente de España. Estas entidades pedían la imposición de derechos antidumping y antisubvención alegando daños y la amenaza que, según su versión, suponen las importaciones de producto español a precios supuestamente desleales.

El consejero ha lamentado que ya se están sintiendo en el mercado los primeros resultados de esta acusación “desprovista de razón” y que “sólo esconde una actitud proteccionista de Estados Unidos”. Rodrigo Sánchez se ha referido en concreto a la imposición de dos tasas arancelarias provisionales “desproporcionadas e injustas” que, en total, suman un valor medio del 21,6% y que podrían llegar a ocasionar el cierre del mercado estadounidense para las exportaciones andaluzas de aceituna negra de mesa. Esta situación supondría pérdidas de 70 millones de euros al año (350 millones de euros en los próximos cinco años) y de numerosos puestos de trabajo en la industria afectada.

Ante esta situación, “ya se ha solicitado al Gobierno central que exija a la Unión Europea la activación de los mecanismos de gestión de crisis, así como beneficios fiscales de carácter excepcional” (reducción de módulos fiscales) para que los afectados puedan hacer frente a estas circunstancias, ha afirmado el titular de Agricultura.

Visita del Gobierno norteamericano

Durante esta semana y la próxima, una Delegación del Departamento de Comercio de Estados Unidos visita las empresas españolas afectadas por esta denuncia con el fin de continuar con el proceso de investigación de la información facilitada al respecto. Estos representantes de las autoridades norteamericanas verificaron ya la pasada semana los datos suministrados por el Gobierno andaluz, un trabajo que, como ha resaltado el consejero de Agricultura, ha finalizado satisfactoriamente con la verificación del 100% del muestreo aleatorio seleccionado por los investigadores y ha puesto de manifiesto la “absoluta transparencia” de Andalucía en contraste con la “actitud opaca” de la delegación norteamericana.