Se crea un bloque de izquierdas frente al gobierno PP-AIB

1803

Los partidos de izquierda de Bailén se unen para realizar acciones conjuntas como oposición al PP local que mantiene la alcaldía con el apoyo de AIB. Al acuerdo se llegó en una reunión en la tarde del jueves, “un encuentro del conjunto de las fuerzas políticas de la izquierda de Bailén (EQUO, Podemos, IU y PSOE), para tratar varios asuntos sobre la situación actual del pueblo y futuras acciones conjuntas”.

Tras diversos puntos en común por parte de todas las organizaciones presentes, concluyeron que colaborarán juntos en acciones conjuntas que sean de interés para todas las partes en Bailén como eje opositor al gobierno local del Partido Popular. De momento, “reivindican y exigen una mayor transparencia y participación ciudadana como la que debe tener un Ayuntamiento democrático y no como un consejo propaganda en lo que se ha convertido el consejo de participación ciudadana, aprobar definitivamente el Proyecto General de Ordenación Urbana (PGOU) para la calificación del suelo industrial bailenense y facilitar la instalación de nuevas empresas de todo tipo en el pueblo y dar un nuevo impulso a la reducción del paro predominante en la localidad, así como la defensa de los servicios públicos básicos gestionados desde lo público como garantía de mejora social, siempre teniendo en cuenta la sostenibilidad y la viabilidad de futuro”, indican en una nota de prensa conjunta.

Agregan que, “ante la grave situación que vive Bailén y que no mejora con el actual gobierno local, desde el conjunto de las fuerzas de izquierda pensamos de manera unánime que debemos trabajar de manera conjunta en temas concretos locales, y sobre todo ante la nefasta gestión del actual equipo de gobierno local, que solo piensan en derrochar dinero público en asuntos sin interés social ninguno para la ciudadanía y no en solucionar problemas de primera necesidad para los ciudadanos de Bailén”, señalan.

Después de esta unión de fuerzas desde la izquierda “es nuestro deseo dar un gran paso social y político para construir un nuevo Bailén más justo, democrático y sostenible”, reflejan.