Sánchez Haro contrapone el “juego sucio” de Trump a la “legitimidad” de la aceituna negra andaluza

129

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha contrapuesto el “juego sucio” de la “radicalidad proteccionista” de la Administración de Donald Trump a la conquista, “con recursos legítimos”, del mercado norteamericano por parte de la aceituna negra andaluza. Con estas palabras ha ensalzado el responsable autonómico en comisión parlamentaria el “saber hacer” de un sector que “ha cultivado su prestigio internacional sobre la base de la excelencia de sus productos, el alto conocimiento del comercio exterior y su decidida y reconocida apuesta por la innovación, la calidad y la seguridad alimentaria”.

Sánchez Haro ha censurado, en este punto, el ataque “injusto y desproporcionado” de unos aranceles inflados hasta el 34,75% (20% antidumping y 14,75 antisubvención) que, de ratificarse, tendrán unas “gravísimas consecuencias para un sector que genera más de dos millones de jornales y 8.000 puestos de trabajo”. El consejero ha puesto por delante la defensa de un tejido de 16.000 explotaciones, 95.000 hectáreas (80.700 en la provincia de Sevilla) y 300 empresas (206 entamadoras, el 54% del total nacional, y 106 envasadoras) con las que Andalucía lidera las ventas de aceituna negra española, con un 77% de la producción nacional, y que, tras ser capaz de exportar por valor de 70 millones de euros a Estados Unidos, “se enfrenta a la práctica expulsión del mercado norteamericano”. Las pérdidas, de mantenerse las sanciones, “ascenderán a 350 millones de euros en cinco años, el doble, 700 millones, si se prorrogan durante un lustro más”, una posibilidad que permite la normativa norteamericana.

La amenaza, que, según ha expuesto Rodrigo Sánchez, “obligará a la producción a encontrar espacio en los mercados existentes, con efectos imprevisibles en el precio global”, no se limita, no obstante, a la oliva. Para el titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, ésta es solo la primera de una larga lista de alimentos amparados por un sistema público de ayudas europeo reconocido por la Organización Mundial del Comercio (OMC). “La competitividad sin parangón de nuestra aceituna la ha convertido en chivo expiatorio, en cabeza de turco de la práctica ciega, torpe y cortoplacista de un proteccionismo extremo que siglos de historia señalan como un arma de doble filo y con efecto boomerang”.

Para evitarlo, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, ha argumentado Rodrigo Sánchez, ha trabajado en “permanente contacto” con los representantes del sector de la aceituna de mesa bajo la premisa de la legalidad de las subvenciones y de la legitimidad de sus relaciones comerciales, “y de manera coordinada con el Gobierno de España y la Comisión Europea (CE)”. Las actuaciones se han centrado, por un lado, en el apoyo y seguimiento técnico ante las investigaciones en curso y, por otro, en el impulso de la acción institucional, bajo el paraguas de un “frente común y sin fisuras”.

168 empresas investigadas

El primer frente ha derivado en la respuesta a cinco exhaustivos cuestionarios, con requerimientos de información detallada sobre las ayudas al sector, la revisión y estudio de 168 empresas investigadas y el análisis de 758 expedientes de subvenciones de tres marcos normativos diferentes de la Política Agrícola Común (PAC), desde 2000 a 2020, sin olvidar el asesoramiento a los juristas contratados por las empresas afectadas. En cuanto al segundo pilar, el consejero ha insistido en que el Gobierno andaluz, con la presidenta, Susana Díaz, a la cabeza, ha reclamado una defensa comunitaria enérgica y ha dado la voz de alerta contra un peligro que “acecha tanto a nuestro sector agroalimentario como al modelo de los fondos europeos en su conjunto”.

De igual modo, ha continuado Sánchez Haro, el nuevo ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, intervino el pasado lunes en el Consejo de Ministros de Agricultura y se ha reunido con el comisario de Agricultura, Phill Hogan, para trasladar la “imperiosa necesidad” de que la CE “sea más activa en su respuesta frente a Estados Unidos”. Bajo su punto de vista, “las instituciones comunitarias deben dar un decidido paso al frente, sin vacilaciones ni contemplaciones”. La respuesta ha de ser, ha apostillado, “eficaz y contundente, antes de que la decisión se convierta en definitiva el próximo mes de julio”.

Elevar el caso a la OMC

El titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, en el supuesto de que Estados Unidos “no retome la vía del sentido común”, ha abogado por que la Comisión Europea eleve el caso a la Organización Mundial del Comercio, en la medida en que “la violación de sus reglas por parte de un país no puede quedar impune”, y arbitre medidas compensatorias ante los efectos del cierre del mercado. “Estamos ante una clara campaña de acoso basada en una denuncia oportunista que responde a la incapacidad de competir por medios legítimos y que aprovecha un proteccionismo del Gobierno estadounidense que ya le pasa factura”, ha sentenciado, en alusión al “simbólico” traslado de parte de la producción de la firma Harley Davidson fuera de sus fronteras. En definitiva, ha concluido Rodrigo Sánchez, es “un atentado en toda regla contra las más elementales normas del comercio justo, la convivencia internacional y las convenciones adoptadas por los Estados civilizados”.