Una nueva ruta turística entre El Pinar de Cánava y Los Caracoles en Jimena fomenta actividades de ocio al aire libre

273

La localidad de Jimena cuenta con un nuevo atractivo más tras la adecuación de la ruta turística “Los Caracoles-Pinar de Cánava”, que ha sido financiada por la Consejería de Turismo y Deportes con 50.000 euros, a través de las subvenciones para el fomento de las infraestructuras turísticas en zonas del patrimonio natural. La delegada territorial, Pilar Salazar, ha visitado, junto con la alcaldesa, Esther Ulloa, esta intervención – con una inversión total cercana a los 72.000 euros- y cuyas obras han consistido en la adecuación y saneamiento del camino, la señalización de la ruta, la adecuación de dos miradores e instalación de zona de descanso.

Salazar ha explicado que el proyecto realizado por el Ayuntamiento tiene como objetivo incentivar el turismo activo, a través de actividades como el senderismo o paseos en bicicleta, creando una ruta que permite conocer los lugares más emblemáticos del municipio por su significación histórica y cultural, a través de los caminos tradicionales. “Con estas ayudas, el Gobierno andaluz respalda así a las localidades que persiguen optimizar los recursos en los espacios naturales de acuerdo al Plan General de Turismo Sostenible, ofreciendo atractivos que fomenten el turismo activo y de ocio y tiempo libre en condiciones de seguridad y accesibilidad para el conjunto de la ciudadanía”, ha subrayado.

La Consejería de Turismo y Deporte ha concedido un total de 253.596 euros a 11 municipios jiennenses en el marco de la convocatoria de subvenciones en régimen de concurrencia competitiva dirigida al fomento de infraestructuras turísticas en zonas del patrimonio natural de las entidades locales de Andalucía. En concreto, en la provincia han sido beneficiadas las localidades de Jimena, Torredonjimeno, Siles, Jamilena, La Guardia, Valdepeñas de Jaén, Jódar, Torredelcampo, Bailén, La Iruela y Torreperogil.

De la inversión realizada, la Consejería subvenciona el 71% de la cuantía que representan estos proyectos, que en su conjunto global suman cerca de 355.000 euros. La mayor parte de las actuaciones subvencionadas están relacionadas con la implantación de rutas turísticas, la adecuación de los recursos para personas con discapacidad o la señalización turística, sobre todo la que facilite la accesibilidad cognitiva universal. “Además, se persigue la mejora de la calidad de los espacios naturales y sus zonas recreativas paisajísticas o naturales de interés turístico, y también se ha tenido en cuenta su adaptación a las nuevas tecnologías”, ha añadido Salazar.

Estas ayudas se han destinado a entidades locales con una población no superior a los 20.000 habitantes, con el fin de que puedan restaurar infraestructuras de su patrimonio natural y promover la protección de su entorno natural para, de esta forma, “generar un desarrollo rural sostenible con servicios turísticos alternativos que generen un efecto desestacionalizador del turismo”, ha indicado la delegada, quien ha añadido que la Unión Europea participa en la financiación del 80% de estas subvenciones a través de los fondos FEDER.