La Piedad volvió a la Encarnación en medio de un aguacero

249

La procesión de La Piedad que salía a media tarde del Viernes Santo vio como tenía que volver a la Encarnación en medio de un aguacero. Ha sido la más perjudicada de las varias que en Bailén no pudieron terminar su Estación de Penitencia, algo más de una hora en la calle desafiando al cielo que dejó caer en Bailén mucha agua en el Viernes Santo. El Santo Entierro se quedó en su ermita.