IU en el descontrol de los vertidos en la antigua 3R

71

Izquierda Unida de Bailén responde al Ayuntamiento que la intención del anterior comunicado del pasado 4 de junio no era la de crear una alarma social, en lo más mínimo, sino de exponer una serie de informaciones reales en las que no se intenta ni minimizar, ni aumentar o desvirtuar su veracidad, como sí se hace en el comunicado del Ayuntamiento de Bailén.

Lo ocurrido sí es un incendio, puesto que en las fotografías se aprecia una combustión con llamas que, efectivamente, debe ser extinguida mediante asfixia con tierra o arena (nosotros no hemos visto tránsito de camiones transportando arena). No deja de ser un fuego del que se desprende un humo tóxico, ya que todos los humos, incluso el de un cigarrillo lo son, mucho más este humo de compost que, en su composición, además de los materiales orgánicos, contiene N-P-K y otros elementos químicos (en las fotografías se puede observar las dimensiones de la columna de humo que se estuvo produciendo durante 24 horas aproximadamente).

IU no duda que los servicios de los  cuerpos de Policía Local, Guardia Civil y Servicios de Emergencias actuaran de forma adecuada, tampoco dudamos que la empresa carezca de licencia municipal o que cumpla con la normativa respecto al  manejo de materiales de compostaje, pero sí dudamos de la forma en la que se maneja los despojos y piltrafas de restos de animales, cuestión a la que desde el Ayuntamiento no se ha dado respuesta. No negarán que se estén pudriendo a la intemperie, puesto que lo confirman las aves carroñeras, de lo contrario qué explicación nos pueden dar desde el área técnica de la Concejalía de Medio Ambiente sobre la presencia de estas aves (milanos y buitres). No creemos que estas aves coman pienso.

En cuanto a los malos olores que han sido advertidos en el municipio y muchos más en las lindes de los olivares de la citada empresa, hay que  preguntarse qué sucede en los patios de la misma. Desde IU vemos cómo se mira para otro lado, por lo que invitamos al Ayuntamiento de Bailén y a toda la ciudadanía a  que visite la zona y decidan. Aunque tal vez por parte del Consistorio se intente convencernos de que no es así y que esto es como el famoso “finiquito en deferido”. Es de cumplida obligación que la concejalía vele por la salud y el bienestar medioambiental de toda la ciudadanía.

No es la primera vez que IU denuncia en relación con las anomalías medioambientales, como fuego o malos olores en la zona de las Malvinas, por lo que estos hechos han sido repetitivos. Más allá de quién tenga la potestad de inspección y vigilancia, consideramos que hay que actuar, tanto en los reiterados incendios como en la contaminación por malos olores producida por los despojos de los mataderos que, al podrirse, puede ocasionar enfermedades (cualquier facultativo lo puede corroborar).