Cifra récord de producción de aceite en esta temporada

185

Según hemos conocido el pasado junio (con datos hasta finales de mayo), esta temporada ha representado un récord de producción de aceite en España, llegando a la cifra de 1.781.000 toneladas, de las cuales, más de 664.000 pertenecen a Jaén. Por otra parte, los datos sobre la comercialización también están siendo positivos: en el mes abril las salidas se estiman por encima de las 130.000 toneladas, continuando así, los números de los dos meses anteriores y, por tanto, reduciendo a gran ritmo la mercancía almacenada.    

Todavía hay que ser prudentes, y desde Asaja-Jaén se conmina a ver cómo evoluciona la climatología; pero las cifras de comercialización no dejan de ser una buena noticia. Tal proceso de recolección, en un año récord, bien seguro que ha saturado las tolvas de recepción, donde se sitúa la aceituna antes de la molienda. Por cierto, este elemento, las tolvas, no es solo conocido por su papel en el proceso de elaboración del aceite; en la historia también han sido populares en otros sectores con características y funciones bien diferentes como por ejemplo en las máquinas tragaperras.

En el lado menos positivo, están los precios, muy bajos en origen, y que han provocado la movilización reciente de más de un centenar de cooperativas de Jaén en Sevilla. La apuesta de algunas regiones por los llamados “superolivares” (con plantaciones en forma de seto y regadío, en algunos casos) ha hecho que los costes de producción sean más bajos y que el precio de venta sea, también, muy inferior.

Es en estas situaciones donde debemos hacer hincapié en la calidad del aceite jienense, en su modelo de producción y sus resultados. Hace poco nos hacíamos eco del premio conseguido por Oro Bailén Picual en el Expoliva 2019 (Calidad del Aceite de Oliva Virgen Extra), un concurso donde se presentaron 150 aceites con representación de 10 comunidades autónomas, 19 provincias y, también, representación de otros países (Brasil e Italia, entre otros).

De la misma manera, Oleícola San Francisco conseguía hace pocas semanas ser primer finalista en la categoría de Aceite de Oliva Virgen Extra Verde Intenso, un reconocimiento otorgado por Consejo Oleícola Internacional en Nueva York.

Oro Bailén también ha sido noticia las últimas semanas por haber sido elegido como regalo para los invitados del enlace entre el futbolista Sergio Ramos y la presentadora y actriz Pilar Rubio, para muchos, la boda y el acontecimiento social del año.

Noticias como la que acabamos de citar sobre el evento social, aunque puedan parecer anecdóticas, ayudan a dar a conocer el aceite jienense y a que personas de relevancia puedan apreciar su calidad, redundando así en beneficio en un mayor reconocimiento y comercialización, y en una defensa de un precio adecuado para nuestro oro líquido.

Tampoco debemos olvidar otras iniciativas que pueden ayudar a mejorar la valoración del producto estrella de Jaén. Sin ir más lejos, el pasado mes de julio se celebró en Bedmar el V Seminario Internacional Rutas, Viajes y Construcción del Paisaje, con la presencia de miembros de diversas universidades españolas; en dicho seminario se puso énfasis en el olivo y su cultura y su identificación con Jaén, así como se animó a seguir apostando por el oleoturismo y la promoción de esta experiencia más allá de las fronteras españolas; debemos recordar que las visitas del continente americano, en este aspecto, están al alza.

De hecho, durante la edición de este año en Fitur, se apostó por la estrategia del OleotourJaén, realizando una importante tarea de sinergia con diferentes establecimientos y empresas, a bien de beneficiar la promoción de ambas partes.

No podemos olvidar que el oleoturismo es una gran oportunidad para la región y su economía, que sustenta a diversos sectores más allá del de la producción de aceite e implica una promoción inestimable del producto y de la provincia. Por tanto, cualquier medida de promoción debe entenderse como una inversión. El camino ya se ha empezado, pero queda un largo recorrido para aumentar el reconocimiento y crear un nicho de mercado que valore, cualitativa y económicamente, la joya que representa el aceite de nuestra tierra.