El Gobierno distribuye medio millón de mascarillas a petición de Andalucía

97
En España, el Ministerio de Sanidad ha distribuido 9,6 millones de unidades en función de las necesidades de refuerzo declaradas por las comunidades. Esta fórmula ofrece a las CCAA un conocimiento anticipado sobre las cantidades de material que van a recibir periódicamente y realiza un reparto equitativo entre todas ellas
El Gobierno ha distribuido en la última semana en Andalucía 500.000 mascarillas quirúrgicas, cifra que en España ha alcanzado los 9,6 millones de unidades a través de un nuevo sistema de reparto que combina la solicitud de cantidades concretas por parte de las CCAA y el cálculo realizado por el Ministerio de Sanidad para el mantenimiento de una reserva estratégica a nivel autonómico de, al menos, cinco semanas de consumo.
El objetivo de esta distribución planificada, que inicialmente tendrá periodicidad
semanal, es agilizar la identificación de necesidades de refuerzo de material
sanitario declaradas por las Comunidades y ciudades autónomas.
Esta iniciativa pretende ofrecer a las comunidades autónomas un conocimiento
anticipado sobre las cantidades de material que van a recibir de forma periódica y
realizar un reparto equitativo entre todas ellas.
Además, busca facilitar la conformación de una reserva estratégica a nivel establecido para el paso de fase en el Plan para la transición hacia una nueva normalidad. El Gobierno también está conformando una reserva estratégica a nivel nacional.
Esta fórmula de reparto ha comenzado con la distribución de 9.598.000
mascarillas quirúrgicas tipo I, II y IIR solicitadas por las comunidades autónomas.
Solicitud y cálculo de material
El martes de cada semana, las CCAA comunicarán al Ministerio de Sanidad la
cantidad de material que necesitan. En caso de no recibir comunicación, el cálculo
de material a enviar se realizará en función de los datos de existencias y consumo
semanal declarados hasta el viernes anterior, siguiendo el procedimiento
establecido en la Orden SND/234/2020.
En este cálculo también se tiene en cuenta la información que las comunidades
trasladan sobre los porcentajes de consumo que cubren con sus compras y los
que precisan del material de refuerzo que envía el Ministerio de Sanidad.
La estimación de las cantidades se calcula para que las comunidades puedan
mantener, al menos, un stock correspondiente a cinco semanas de consumo.
Esta fórmula se aplica, por el momento, a las mascarillas y se extenderá a otros
materiales sanitarios en función de la demanda