Los comerciantes de mercadillos en desacuerdo por las medidas para abrir

141
Desde Avapa, la Asociación de Comerciantes Ambulantes, se ha publicado un comunicado en desacuerdo con las medidas para la apertura de los mercadillos. “Desde AVAPA, en representación de todo el colectivo de vendedores ambulantes, queremos denunciar nuestro total desacuerdo sobre la forma en que se nos está tratando desde los ayuntamientos en este proceso de desescalada por el estado de alarma debido al COVID-19″
Indican que están sufriendo un desagravio comparativo respecto de otros sectores del comercio, así como de otros sectores como la hostelería, ya que “a nosotros no se nos permite trabajar por algo que se supone que va a suceder, como que no se van respetar las medidas sanitarias para evitar nuevos contagios del virus, pero que no han comprobado en ningún momento, ya que no se nos ha permitido trabajar. Las indicaciones desde el Ministerio de Sanidad son muy claras: Desde la fase uno en adelante los mercadillos al aire libre están permitidos siempre que se cumplan las medidas de distanciamiento social tanto entre puestos como entre los ciudadanos que acuden a él. Y esto se hace, bien reduciendo el número de puestos en distintos porcentajes respecto del total según la fase en la que nos encontramos, o bien modificando la distribución del espacio que ocupa el mercadillo aumentándolo para conseguir que estas medidas se cumplan y que TODOS nosotros podamos volver a ejercer nuestra actividad al mismo tiempo, sin dejar a nadie atrás”, indican
Recuerdan que es en este aspecto sobre el que llevan trabajando desde el primer momento con los ayuntamientos. Aunque más correcto es decir “intentamos trabajar”, porque de muchos de los consistorios de nuestra provincia hemos obtenido la callada por respuesta. En otros casos hemos tenido que proporcionarles las publicaciones de los BOE para que tuviesen conocimiento de la normativa, y hablamos de municipios importantes. En otros nos han dado una fecha de inicio estableciendo una planificación adecuada a la normativa para luego echarse atrás y posponer la fecha de inicio hasta nuevo aviso, con el argumento de “peligrar su puesto de Concejal de Comercio” si ocurriera algo (lo más humano sería argumentar que peligre la salud de la ciudadanía).
Avapa habla de desagravio respecto de otros sectores del comercio porque en esta fase ya podemos movernos de forma individual. Señalan que han acudido a centros comerciales donde hay espacios de libre manipulación de artículos (no de alimentación) que no se someten a las subsiguientes medidas de desinfección o cuarentena que aconsejan desde el Ministerio de Sanidad. O calles comerciales en las que, por la afluencia de gente a los comercios sedentarios, no se cumplen en la calle esas medidas de distanciamiento social recomendadas. Y nada que decir de muchas terrazas de bares y cafeterías donde esto se incumple de forma flagrante.
Terminan señalando que, “somos muchas las familias que vivimos del comercio ambulante y siempre somos los peor tratados. Necesitamos volver a trabajar, a hacerlo con garantías y en el momento en el que se nos permite hacerlo. Y nuestra primera herramienta es nuestro compromiso para cumplir y hacer cumplir las medidas necesarias para no volver atrás en esta pandemia. Hacemos un llamamiento a los ayuntamientos para que muestren más sensibilidad con nosotros y que colaboremos juntos, que nos oigan, y que podamos volver a contribuir cuanto antes a la recuperación de nuestro país”.