Reyes aboga por que la Junta asuma su competencia en la campaña oleícola y no delegue las tareas en los agricultores

85

El presidente de la Diputación ha presidido el Consejo del Aceite de Oliva, donde también se han consensuado propuestas de la provincia que se incluirán en el nuevo Plan Hidrológico

El Consejo Provincial del Aceite de Oliva ha celebrado una nueva reunión, la tercera este año, en la que entre otros asuntos se ha abordado la necesidad de elaborar un protocolo o plantear un conjunto de medidas específicas para prevenir los contagios por Covid-19 en la próxima campaña oleícola. Sobre esta cuestión, el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, ha recordado que “el pasado 18 de agosto le mandé un escrito al presidente de la Junta instándole a que se articulara este protocolo y estas medidas se pusieran en marcha, y le brindé la colaboración de la Diputación aunque no sea competencia nuestra”. Para Reyes, el Gobierno andaluz “debe asumir su responsabilidad en este asunto de gran importancia en el que tenemos que ir de la mano las distintas administraciones”, y ha incidido en que “es fundamental anticiparnos, repartir tareas, porque no puede recaer toda la responsabilidad en los agricultores y los propietarios, que tampoco pueden ponerse de perfil”.

Desde la Administración provincial, como ha subrayado su presidente, “creemos necesario que, independientemente de las instrucciones elaboradas por el Gobierno andaluz y publicadas en el BOJA del 3 de agosto, e incluso otras complementarias publicadas el 1 de septiembre en relación a los trabajadores eventuales o temporeros en tareas agrícolas y forestales que afectan a más de 26 cultivos, es necesario establecer un protocolo o una serie de medidas específicas que prevean esa situación excepcional que vamos a vivir por la pandemia”. Esto debe ser así porque “hablamos del olivar y el aceite de oliva, de 300 municipios en Andalucía donde este cultivo es la principal actividad económica, de más de 200.000 agricultores, de un número muy importante de jornaleros tanto de nuestra provincia como de otras que van a venir a Jaén enlazando campañas”. “Por eso es preciso un protocolo específico”, ha enfatizado Reyes antes de advertir que “no se puede dejar todo esto a la imprevisión, no puede suceder lo mismo que ha ocurrido en el inicio del curso escolar”.

En este protocolo, ha vuelto a insistir en que se deben recoger iniciativas como la realización de PCRs a los trabajadores temporeros que vengan de fuera. “Hay que establecer por ejemplo quién hace ese PCR, cuándo y dónde, si antes de llegar al tajo o a  los albergues, que además tienen un problema de financiación porque la Junta ha reducido de 309.000 a 150.000 euros la partida que aporta cuando este año hay que hacer un mayor esfuerzo de limpieza y control”, ha expuesto el presidente de la Diputación, quien ha manifestado otras muchas dudas respecto a cómo proceder en una campaña que ya es inminente, en temas como el funcionamiento de los albergues, las guarderías temporeras, o qué ocurrirá si se contagia un molinero en una almazara o la cuarentena que deberán mantener los temporeros que se contagien del Covid-19. “Todo eso hay que preverlo y es fundamental la coordinación, la anticipación, esa es la tarea que tenemos, y la solución no es poner la responsabilidad en los agricultores, como tampoco lo era en el ámbito educativo ponerla en manos de los profesores y los ayuntamientos”.

Para el máximo responsable de la Diputación, este Consejo Provincial del Aceite de Oliva, en el que están representados todos los actores del sector oleícola jiennense, “es el foro oportuno para discutir y reflexionar sobre todo esto, y también para que quien tiene la responsabilidad y competencia en materia de sanidad y políticas sociales, que es el Gobierno de Andalucía, se encargue de coordinar las reuniones que sean precisas para organizar una campaña en la que la Diputación y los ayuntamientos estamos dispuestos a arrimar el hombro y trabajar”.

De cara a esta próxima campaña oleícola, Reyes ha apuntado que “también pediremos al Gobierno español la ampliación del decreto que prevé que los trabajadores que están recibiendo algún tipo de prestación puedan trabajar en la campaña de aceituna”. Este hecho, que ya se ha producido en otras campañas agrícolas, “por qué no va a suceder ahora –se ha preguntado– cuando al parecer no habrá contingentes de Argelia, Marruecos o Rumanía”. Dado que todo apunta a que se producirá una campaña media-alta y a que el producto hay que recogerlo, el presidente de la Diputación considera que “hay que hacer compatible la recolección con la seguridad de los agricultores, propietarios, trabajadores y población de Jaén, y también de todos aquellos que vengan a ayudarnos a recoger la aceituna”.

Por último, en este Consejo Provincial del Aceite de Oliva se han aprobado las alegaciones y propuestas que la provincia de Jaén presentará para que se incluyan en la renovación del Plan Hidrológico Nacional. Al respecto, Francisco Reyes ha explicado que para estudiar estas medidas “se creó un grupo de trabajo en el que se han consensuado unas conclusiones que apuntan la necesidad de consolidar y ampliar regadíos y también de dotar a la provincia jiennense de nuevas oportunidades para almacenar agua, con la puesta en marcha de proyectos como el de la presa de La Cerrada de la Puerta”.