La Policía local de La Carolina colabora en el control de las personas confinadas

183

La Policía Local de La Carolina colabora estrechamente con la Delegación de Salud y Familias en el control y seguimiento de personas que han dado positivo en Covid y que deben permanecer aisladas. El objetivo es detener el avance del coronavirus. Para ello, la Administración autonómica envía periódicamente la información de los nuevos casos y, siempre preservando la identidad de los nuevos contagiados, los agentes se  personan en sus domicilios con el fin de comprobar si se encuentran allí.

Esta iniciativa, que comenzó a mediados de septiembre, pretende reforzar la colaboración entre ambas administraciones en la lucha contra la pandemia. Así, el documento que se recibe en la Comisaría contiene el nombre, teléfono,  dirección y fecha de aislamiento. Con esos datos, los agentes realizan recorridos con parada en los domicilios de los enfermos. Una vez allí, se realiza una llamada telefónica en la que se les requiere que se asomen a una puerta o una ventana.

“El aislamiento domiciliario es clave para poder doblegar la curva. Además, existe un decreto sancionador que considera una infracción grave el deber de incumplir el aislamiento domiciliario”, informa el concejal de Seguridad Ciudadana, Alejandro Heras. La norma, publicada el pasado 4 de agosto, puede conllevar una multa que va desde los 3001 euros hasta los 60.000.

Aun así, en La Carolina no está siendo necesario aplicar las sanciones porque los vecinos están cumpliendo con la normativa vigente.