Control para las visitas en los territorios de El Lince en Sierra Morena

75

Desarrollo Sostenible impulsa una acción de voluntariado en el paraje de La Lancha ante el importante incremento de visitantes.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible pone en marcha un programa de voluntariado que concienciará sobre cómo visitar las zonas de reproducción del lince en Sierra Morena. La delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Soledad Aranda, explica que se trabajará con la Asociación Medioambiental para la Conservación de Plantas y Animales (Ameco) con el objetivo de que sus voluntarios, que son grandes conocedores de la naturaleza y de las particularidades del Parque Natural de Andújar, pongan en marcha una acción que compagine la posibilidad de presenciar linces desde los miradores que construyó la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y, a la vez, la reproducción de los linces se pueda desarrollar sin interferencias. “El lince despierta un enorme interés y hemos detectado un mayor número de visitantes durante estos días. Con esta iniciativa buscamos impulsar la sostenibilidad, es decir, que las personas puedan acercarse para intentar ver linces desde los miradores y, a la vez, no interferir en su ciclo natural” indica Soledad Aranda.

“Se trata de una iniciativa con la que buscamos educar y concienciar sobre la especie y, a la vez, evitar que haya personas que puedan influir en el ciclo vital de esta especie protegida en algunos espacios de Sierra Morena. Con esta acción pretendemos que las visitas sean ordenadas y respetuosas gracias a la implicación de Aemeco, a los que agradezco su disposición para colaborar. Confío en que dará resultado, ya que el siguiente paso sería restringir las visitas a los miradores durante determinadas épocas del año”, continúa la delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

La Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Jaén ha constatado el aumento de tráfico rodado por los caminos  de uso publico entre los que se encuentra el denominado camino de la Lancha (JF-5004( durante el periodo cría, reproducción y celo de especies amenazadas, como en nuestro caso del lince ibérico. El flujo de vehículos motorizados puede suponer un factor de degradación de sus valores ecológicos, geológicos y paisajísticos, además de un riesgo para la seguridad y el bienestar de las personas que acuden. Se trata de una zona que está ubicada en el espacio protegido perteneciente a la Red Natura 2000.

Para mitigar el problema y concentrar a las personas en espacios determinados y habilitados, se construyeron cinco observatorios del lince ibérico, aunque puede utilizarse para la observación de aves, astronomía o paisaje. También se ejecutaron otra serie de obras para hacer el espacio más sostenible. Además de estas instalaciones en el camino, esta temporada  2020-2021 se ha organizado una campaña de sensibilización a pie del camino, con la colaboración de la asociación medioambiental local Ameco para impulsar una primera fase de concienciación sobre cómo debe de comportarse el usuario que visite la zona del camino de La Lancha para poder observar y disfrutar el entorno con respeto y, sobre todo, con seguridad tanta para la especies amenazadas como para los visitantes que están en la zona de observación. “La presencia de este colectivo medioambiental ayudará a concienciar a los visitantes que son atraídos para ver al lince ibérico en este paraje, si bien muchos de los usuarios son conocedores de la especie y respetuosos con la observación de la fauna, pero, no obstante, siempre nos visitan otras personas atraídas por poder ver a la especie emblemática y amenazada del lince ibérico sin tener en cuenta una serie de normas básicas de comportamiento en la naturaleza”, concluye la delegada.