La Junta suelta en Guarromán dos ejemplares de lince ibérico procedentes de Portugal

134

Maribel Lozano destaca los buenos resultados del programa de repoblación del río Guarrizas para recuperar esta especie.

“Rolha’ y ‘Riscado”, dos ejemplares de lince ibérico hembra y macho, respectivamente, han sido liberados en el paraje conocido como “Dehesa Boyal”, ubicado en el término municipal de Guarromán.

‘Rolha’, hija de Fresa y Drago, es una hembra de un año de edad, de una camada de cuatro cachorros y procede del centro de cría en cautividad de Silves (Portugal). Por su parte, el macho ‘Riscado’, de la misma edad que ‘Rolha’, es hijo de Juncia y Fresco y procede también de Silves. Actualmente hay una pareja asentada en las inmediaciones de este área. El macho ‘Pincel’, lince nacido en Guarrizas e hijo de la hembra reintroducida en 2016 llamada ‘Mirinda’ y un macho no identificado, por lo que se desconoce su procedencia. La presencia de esta pareja no supone ningún inconveniente para la suelta, ya que la zona tiene un alto potencial que permitiría el establecimiento de nuevos individuos.

La delegada del Gobierno, Maribel Lozano, ha presenciado la suelta de los linces acompañada por el director general de Medio Natural, Biodiversidad y Espacios Protegidos de la Junta de Andalucía, Ángel Sánchez García, y de las delegadas de Desarrollo Sostenible, María José Lara, y de Agricultura, Ganadería y Pesca, Soledad Aranda. Maribel Lozano ha destacado la apuesta de la Junta de Andalucía por preservar el lince ibérico a través de la cooperación transnacional con el proyecto Life LynxConnect y ha reivindicado la contribución determinante de la provincia de Jaén para la recuperación de esta especie protegida.

El director general de Medio Natural, Biodiversidad y Espacios Protegidos de la Junta de Andalucía, Ángel Sánchez García, ha resaltado los pasos importantes que se dan en este proyecto: “La recuperación y conservación del lince ibérico es un ejemplo de suma y de éxitos para Andalucía. La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible no escatima esfuerzos para desarrollar el plan de recuperación. Quiero agradecer el esfuerzo que realizan todos los profesionales cada día. Hoy, liberamos dos linces que pone de manifiesto el gran trabajo de coordinación de muchas personas”. Asimismo, ha explicado el lugar elegido para la suelta: “No lo hacemos por casualidad. Obedece a una estrategia de conectividad entre los animales en un hábitat mediterráneo en una zona con muy buenos resultados y que además es rica en presas”.

Además, el director general de Medio Natural, Biodiversidad y Espacios Protegidos de la Junta de Andalucía, Ángel Sánchez García, ha resaltado que la población sigue incrementándose en Andalucía con más de 460 ejemplares. “El compromiso de la Junta pasa por continuar invirtiendo y aumentar los esfuerzos, lo que está representando en el nuevo programa de recuperación que iniciamos el pasado mes de septiembre junto a otros 20 socios, que cuenta con un presupuesto de más de 18 millones de euros de inversión para consolidar la especie, mejorar la conectividad y la genética”.

Con estos dos ejemplares se han liberado en Andalucía un total de 122 linces ibéricos, 90 procedentes de centros de cría y el resto, 32, traslocados de otras poblaciones. En concreto en el área de Guarrizas son ya 58 los ejemplares liberados y desde entonces esta subpoblación es la que ha experimentado un mayor y más continuado aumento poblacional desde que en 2010 se iniciaran las reintroducciones.

En cuanto al número de efectivos en Andalucía, el último censo correspondiente arrojó un incremento de ejemplares distribuidos, principalmente, entre las poblaciones de Doñana-Aljarafe y Sierra Morena oriental. Este crecimiento conlleva que cada vez sean más frecuentes los avistamientos de linces en fase de dispersión fuera del área de presencia estable de la especie y el intercambio de ejemplares entre núcleos, hasta el punto que Guadalmellato Cardeña-Montoro, Andújar y Guarrizas forman una única población conectada asimismo con el núcleo Sierra Morena oriental-Campo de Calatrava en Castilla-La Mancha.

Igualmente, desde 2011 se ha detectado una expansión hacia los olivares del pie de sierra del núcleo Andújar-Cardeña, lo que sugiere que el lince ibérico es más plástico de lo que se pensaba originalmente y que puede utilizar ciertos hábitats que antes se consideraban inadecuados, siempre que existan poblaciones de conejos de alta densidad. Actualmente son unos 50 ejemplares los que ocupan este tipo de áreas. Asimismo, puntualmente en los últimos años se vienen detectando algunos casos de linces asentados en Sierra Morena central, en la campiña y sierra subbética de Jaén, tendencia que aún es pronto para valorar, pero que puede ir a más en los próximos años.

Dehesa Boyal es un paraje de una finca pública que alberga un hábitat de monte mediterráneo adehesado salpicado por tierras de labor de secano y olivar, que presenta altas densidades de conejo. La zona cuenta con apoyo social para la reintroducción, no suponiendo la presencia de linces ninguna limitación de las prácticas de caza autorizadas, ni con los aprovechamientos tradicionales que se practican en los montes.  Este lugar, además, forma parte de la expansión y conexión de las áreas de Guarrizas y Andújar y es interesante que con medidas de gestión, como la liberación de linces, se facilite el proceso natural de colonización de la zona.

Life LynxConnect

El pasado 1 de septiembre de 2020, se puso en marcha el proyecto Life LynxConnect y actualmente todos los socios están trabajando en las acciones preparatorias, con el fin de disponer todo lo necesario para alcanzar con éxito los objetivos previstos. Es un proyecto complejo, de cooperación transnacional y un ámbito territorial muy extenso en el que participan las administraciones ambientales de dos países y cuatro comunidades autónomas (España, Portugal, Andalucía, Castilla la Mancha, Extremadura y Murcia), empresas públicas, empresas privadas y organizaciones no gubernamentales del sector medioambiental, y una fundación del sector cinegético.

Este proyecto afronta como reto principal alcanzar una población autosostenible y que sea genéticamente viable consolidando las ocho subpoblaciones que existen en la actualidad: dos en Andalucía, dos en Castilla La Mancha, una en Extremadura y una en Portugal. Pone en marcha distintas actuaciones cuya base principalmente es el manejo genético de la especie, desarrollando herramientas para facilitar dicho manejo y hacerlo sostenible a largo plazo. Junto a este objetivo se pretende, a su vez, conseguir otros específicos como reducir el riesgo de extinción, mejorar su estatus poblacional, combatir las amenazas que le afectan, implantar medidas de conservación y de mejora del hábitat mediante herramientas de custodia del territorio y participación social, así como revisar la estrategia ibérica de conservación del lince.