Úbeda apuesta por la generación de experiencias como destino turístico patrimonial

98

La ciudad ubetense presenta las estrategias para la reactivación del turismo cultural y patrimonial, tras un estudio realizado por el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España.

La Sacristía del Hospital de Santiago ha sido el lugar elegido para la presentación de las estrategias para la reactivación del turismo cultural y patrimonial de la ciudad, acto en el que han estado presentes la alcaldesa de la ciudad, Antonia Olivares, la concejala de Turismo, Elena Rodríguez, el diputado de Promoción y Turismo, Francisco Javier Lozano, así como representantes del sector turístico de la ciudad.

Este plan, ha señalado la regidora local, ha sido elaborado, por una consultora, de manera conjunta entre las quince Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, teniendo en cuenta las singularidades de cada municipio, como punto de partida para desarrollar posteriormente, una vez se conozca la situación actual, atenuada por la alerta sanitaria, acciones y ejes de trabajo orientados a un turismo sostenible, accesible y de excelencia, pero, sobre todo, que viva experiencias inolvidables.

Nuestra ciudad se caracteriza por ser un destino turístico poco masificado y, por tanto, presenta, actualmente, una mayor seguridad en lo que respecta al riesgo de contagio por la covid-19.

Por otro lado, el estudio realizado pone el acento en ciertas cuestiones que hay que reforzar a la hora de impulsar acciones, pero también destaca las fortalezas ya adquiridas. “Nuestra oferta patrimonial resulta muy atractiva, aunque es cierto que debemos intensificar las acciones que logren para Úbeda una mayor notoriedad y posicionamiento como destino turístico”, ha matizado.

En este sentido, ha continuado explicando la alcaldesa, como Grupo se han diseñado una serie de estrategias conjuntas y otras particulares para cada ciudad teniendo en cuenta su casuística.

Así, serán cuatro los ejes sobre los que se trabajará para orientar los pasos hacia un turismo sostenible y de excelencia, tales como: segmentación de los viajeros; ampliación y personalización de la propuesta de valor; fomento continuo de la innovación y digitalización; y, por último, aprovechamiento de sinergias entre las ciudades del GCPHE.

La idea, ha resaltado Olivares es seguir trabajando en otros puntos fuertes con los que pueden relacionarse a las Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España. Hasta el momento son puntos comunes el patrimonio, la cultura, la tradición o la historia, ahora es momento de apuntar hacia otros horizontes como la gastronomía, el relax, la aventura, la naturaleza o la sostenibilidad.

El objetivo en esta fase es diversificar la oferta, para llegar a más segmentos de la población y que las Ciudades Patrimonio sean un destino prioritario, pero también poner el acento en impulsar un producto común “que nos defina como Grupo”.

Para ello, ha reconocido la alcaldesa, es importante trabajar en la generación de nuevas experiencias para el viajero y aprovechar esta difícil situación para impulsar nuevas propuestas y explorar oportunidades de mejora para el sector turístico de las quince ciudades patrimoniales.

ÚBEDA, EN BUSCA DE LA REACTIVACIÓN

Por supuesto, nuestra ciudad ha estado trabajando para su propia reactivación y las primeras pinceladas ya se incluyeron en el Plan Local de Reactivación Socioeconómica de 2020.

Así, se han diseñado una serie de medidas para paliar los efectos de esta crisis sociosanitaria. A corto plazo se está trabajando en la planificación de una intensa programación cultural que aumente las pernoctaciones a lo largo de todo el año, desarrollo de nuevos productos turísticos o campañas específicas con el sector turístico. A medio plazo, en Úbeda se mejorará la señalización turística, se reforzará el turismo de naturaleza y se seguirá apostando por la potenciación de un turismo accesible. En cuanto a las medidas a largo plazo, la intención es desarrollar ofertas que capten la atención de diferentes segmentos de turistas –familiar, senior o gayfriendly-.

La alcaldesa ha continuado explicando que tras el estudio realizado, la ciudad de Úbeda tiene que centrar su atención en seis de las doce líneas estratégicas propuestas, tales como: la creación de un producto turístico conjunto con el GCPHE y otras ciudades cercanas –Baeza, Córdoba o Toledo-; mejora del posicionamiento de la marca única experiencial; incremento de la digitalización para el consumo turístico –Úbeda ya trabaja en el sistema de conteo, la señalización turística inteligente o las pantallas táctiles-; diseño de las nuevas estrategias de canales de comunicación y promoción; aprovechamiento de las sinergias entre ciudades – acciones con Baeza o Cazorla como ya se está haciendo-; y la creación de un modelo de negocio diversificado involucrando a las administraciones públicas, empresas privadas y residentes –Jornadas gastronómicas, guías de rutas singulares, promociones de las agencias de viajes, turismo gayfriendly, etc.

Además, ha apuntado la regidora de la ciudad, se tiene que tener en cuenta a la hora de desarrollar acciones turísticas la segmentación realizada sobre los tipos de turistas y sus preferencias, ya que el paquete turístico no es el mismo para un turista tradicional que para otro más inquieto.

Para concluir, Antonia Olivares ha alabado el trabajo del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad durante este tiempo de pandemia, porque durante estos meses ha trabajado con ejemplaridad para reactivar el sector turístico de España, bajo la marca de ‘Ciudades Patrimonio de la Humanidad’. “Este estudio nos va a ayudar a desarrollarnos turísticamente en los próximos meses y años, así como a reactivar el turismo, adaptándonos a las nuevas necesidades y demandas de los viajeros”, ha declarado.