Presentado el Festival Internacional de Música y Danza ‘Ciudad de Úbeda’

186
El Festival Internacional de Música y Danza ‘Ciudad de Úbeda’ ha presentado su
33 edición, que tendrá lugar durante los meses de junio y septiembre con una
programación artística extraordinaria que incluye las actuaciones de Dulce Pontes, Compañía Nacional de Danza, Javier Perianes, Nuria Espert, Estrella Morente, Tomatito, Orquesta RTVE y el mayor homenaje que se le rendirá al célebre músico argentino Astor Piazzolla en Europa en el centenario de su nacimiento con Martirio, Chano Domínguez, Héctor Alterio o Daniel Binelli.
Pese a la compleja situación actual provocada por la covid-19, el festival ha puesto toda su
energía para que la programación no se viese afectada y por ello ha modificado principalmente su temporalidad habitual en primavera. Así, ha decidido celebrar su actividad en 2021 durante los meses de junio y septiembre, meses que permiten mayores garantías para trabajar al aire libre (60% de las actuaciones programadas) y tener una mayor perspectiva ante una posible vacunación masiva. Asimismo, el festival ha puesto mucha atención en enriquecer la programación de los fines de semana para propiciar la posibilidad de vivir una experiencia global: música y arte de primer nivel, patrimonio, gastronomía y un clima excepcional.
El festival comenzará el viernes 4 de junio con la presencia de la Compañía Nacional
de Danza y su espectáculo ‘Carmen’, continuará el sábado 5 con el fado más internacional de Dulce Pontes, que presentará su trabajo discográfico ‘Peregrinação’, y cerrará su primer fin de semana con la mezzosoprano americana Michelle DeYoung. Javier Perianes protagonizará el siguiente fin de semana con su concierto del día 13. Será un homenaje a Diego Martínez, ex director del festival fallecido en noviembre a causa del COVID-19. La programación concluirá en junio con el proyecto ‘Vivaldi Natura’ de Nuria Espert (día 26), que permitirá escuchar las estaciones de Vivaldi con los textos recitados por la prestigiosa actriz en una comunión muy especial entre palabra, naturaleza y música. Al día siguiente (27), el quinteto de cuerdas de Viena ofrecerá junto al pianista Domenico Codispoti un repertorio dedicado a Mozart y Beethoven.
El festival vivirá en septiembre uno de sus momentos más especiales con el concierto dedicado a la música de Joaquín Rodrigo y Manuel de Falla con la presencia de la Orquesta Sinfónica de Radio Televisión Española, Estrella Morente y Tomatito (18). Asimismo, ofrecerá el mayor homenaje que se le dedique en Europa al popular músico argentino Astor Piazzolla en el centenario de su nacimiento. Habrá un ciclo espectacular de actuaciones iniciadas por el Quinteto Astor Piazzolla el 12 de junio y que tendrá continuidad en la segunda quincena de septiembre con Héctor Alterio (17), Chano Domínguez (24) o Martirio (25).
“Las expectativas son tan elementales como complejas. El festival quiere poder llevar a cabo su programación con la normalidad que exista en cada momento. Se ha diseñado un festival acorde a las circunstancias sanitarias, con un esfuerzo terrible, pero pensando en lo necesaria que es la cultura, la creatividad y estimular los sentimientos en estos momentos tan difíciles”, ha señalado Esteban Ocaña, director del festival.
“Con la absoluta certeza de que la celebración y asistencia a espectáculos es un acto seguro ya constatado, el festival aspira a enriquecer y arrojar luz en este horizonte tan difuso que se nos dibuja. El festival confía en poder completar aforos, si las circunstancias sanitarias no son cambiantes y no dibujan un escenario oscuro. Queremos volver a inundar Úbeda de música y el público tiene muchas ganas de celebrar la vuelta del Festival de Úbeda con todo su esplendor”, ha añadido Ocaña.
ÚBEDA, PATRIMONIO ARTÍSTICO DESDE HACE 33 AÑOS
El Festival Internacional de Música y Danza ‘Ciudad de Úbeda’ puede ser uno de los festivales más especiales del panorama nacional e internacional. La base esencial del éxito del festival radica en su programación: rica en diversidad, complementariedad estilística y basada siempre en la excelencia. La calidad de la programación, la presencia de grandes artistas, grandes orquestas, solistas o grupos de cámara de primer nivel internacional son el principal atractivo del festival en sus 33 años de vida.
Asimismo, todo esto ocurre en un lugar de ensueño: Úbeda. Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y donde la programación adquiere una dimensión especial al convertirse en una experiencia que va más allá de lo puramente musical. A este contexto, se le suma un componente de máxima calidad gastronómica y hostelera que convierten al Festival de Úbeda en una experiencia sensorial de primera magnitud. Un fin de semana en el festival de Úbeda son 48 horas dedicadas al arte, a la música, a la gastronomía, a vivir una experiencia turística y cultural de primer nivel.
La gestión de un festival tiene un componente creativo muy elevado. Este componente creativo se está ampliando no solo a una programación con un discurso musical y artístico bien definido, sino en hacerlo crecer junto a su contexto, su gente y convertirlo en la piedra angular de crecimiento de la sociedad que le rodea. Además, existen otros elementos que ayudan a vivir esta experiencia: el clima, la primavera, la luz, el crecimiento hostelero y gastronómico, el aceite de oliva, su mar de olivos, etc.
El festival ha centrado gran parte de su trabajo en diseñar una batería de acciones encaminadas a mantener un entorno absolutamente seguro para su público. Tanto desde la dirección del festival como desde las instituciones públicas se siguen protocolos estrictos que van más allá de la propia regulación que las distintas administraciones regulan en cada fase de la pandemia.
A todas estas medidas COVID-19 hay que añadir una idea fundamental: desde la activación del sector cultural y escénico en 2020 se ha demostrado que en el sector se ha trabajado rigurosamente para generar entornos de seguridad muy alta. El hecho más constatable es la ausencia de contagios en las salas de conciertos, teatros o cines.