Controlada la colonia de gatos de la calle Jardines de La Carolina

106

La concejala de Igualdad y Diversidad de La Carolina, Carolina Rodríguez, se ha reunido con representantes de la Asociación Villa Miau con el objetivo de analizar la situación de las colonias de gatos del municipio. Aunque son conscientes del trabajo que queda por delante en materia de sensibilización de la ciudadanía, se ha reconocido el esfuerzo realizado por el Ayuntamiento para mejorar la vida de los gatos callejeros. No en vano, en los últimos meses se ha conseguido esterilizar a 23 gat@s de la calle Jardines, por lo que se ha podido controlar casi al 100% esa colonia. Además, se han gestionado 14 adopciones. En la actualidad, son más de 13 las colonias que perviven en el municipio, según los datos registrados por el colectivo y, de ellas, en 3 se está aplicando el método CES.

“Estamos muy satisfechos del trabajo realizado. En 2017, este equipo de Gobierno hizo un gran esfuerzo por mantener las colonias de felinos en el municipio y todo el trabajo va dando sus frutos”, afirma la edil. Para ello, en mayo de 2017, el pleno modificó la ordenanza de animales domésticos para controlar las colonias. La decisión respondía a la necesidad de resolver los problemas derivados de la proliferación de estas colonias, como malos olores, peleas, reproducción incontrolada, suciedad o posible transmisión de enfermedades, y,a a la vez, respetar las leyes que amparan la protección animal.

Entonces, se optó tras consultar con la protectora de animales, con los veterinarios que asisten a este colectivo y con otros municipios donde se está aplicando el control, por el método CES, que consiste en la captura, suelta y esterilización de los ejemplares que integran las colonias.. Después se procede a examinarlos, desparasitarlos, esterilizarlos –administrándoles la medicación necesaria-, además de identificarlos para hacerles un seguimiento antes de devolverlos a la colonia. Además, permite establecer espacios donde alimentarlos con pienso, nunca con comida húmeda que en el proceso de descomposición genere otros problemas, además de señalizar la zona y limpiarla periódicamente.

“Desde el Ayuntamiento pedimos a los vecinos y vecinas respeto por los animales. De la misma manera, rogamos que no se abandonen por las calles porque pueden suponer problemas, además de poner en peligro la vida del animal”, concluye Rodríguez.