La subdelegada visita la empresa Smurfit Kappa de Mengíbar

75

La subdelegada destaca el apoyo del Gobierno a las industrias de la provincia que transforman materias primas. Catalina Madueño señala las ayudas directas de 821.272 euros concedidas a la fábrica de Smurfit Kappa de Mengíbar para compensar los costes de emisiones indirectas de gases de efecto invernadero. La subdelegada alaba la trayectoria de la empresa, “que ha creado mucho empleo y mucha riqueza en la provincia de Jaén”.

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha puesto en valor el apoyo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a la factoría que el grupo Smurfit Kappa gestiona en el municipio de Mengíbar, dedicado a la fabricación de papel y cartón para la realización de cajas de embalaje. Lo ha hecho durante una visita a las instalaciones, en las que ha explicado que esta empresa ha recibido subvenciones por valor de 821.272,83 euros para compensar los costes de emisiones indirectas de gases de efecto invernadero en los ejercicios 2018, 2019 y 2020. “Supone un respaldo importante para esta industria en la que la electricidad es una factor primordial para su actividad, ya que fundamentalmente, se dedica a la transformación de materias primas, y, por tanto, requiere una mayor cantidad de mano de obra y de energías que otros sectores”, ha explicado Madueño, que ha estado acompañada por el alcalde de Mengíbar, Juan Bravo, en el recorrido por las instalaciones, guiados por el gerente de la planta, Ramón Callejo.

La subdelegada ha asegurado que estas ayudas concedidas a Smurfit Kappa se enmarcan en un mecanismo diseñado por la Secretaría General de Industria y Pyme, dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, encaminado a mejorar la competitividad de determinadas empresas que están expuestas a un riesgo significativo de “fuga de carbono”. “Este instrumento permite a las empresas, como la fábrica que el grupo Smurfit Kappa tiene en Mengíbar, mejorar el impacto de los costes relacionados con las emisiones de gases de efecto invernadero, repercutidos en los precios de la electricidad. Es decir, ser más competitivos ante sus competidores de terceros países que no se enfrentan a los mismos costes, porque los territorios en los que están asentados son menos ambiciosos desde el punto de vista de los objetivos climáticos”, ha añadido Catalina Madueño.

La subdelegada ha explicado que, el pasado 27 de abril, el Consejo de Ministros autorizó aumentar hasta los 79 millones de euros el presupuesto destinado a la convocatoria del año 2021 para la concesión de las subvenciones relativas al mecanismo de compensación de costes de emisiones indirectas de CO2. Además ese nuevo acuerdo permitirá también futuras ampliaciones si la disponibilidad presupuestaria así lo permite. “El Gobierno cumple con su compromiso de apoyar a industrias de sectores considerados estratégicos y que pueden tener problemas de competitividad con respecto a las industrias de otros países. Además, se pretende contribuir a transformar sus fuentes de energía y hacerlas más sostenibles”, ha aclarado Catalina Madueño, quien ha puesto el acento en el respaldo económico que brinda el Ejecutivo de Pedro Sánchez ante los retos de la transición energética.

“Estas ayudas son clave para el sector industrial porque mejora su potencial, refuerzas sus capacidades industriales e incrementa el empleo en un momento donde es necesario aumentar el peso de la industrial para acelerar la recuperación económica y social tras la pandemia”, ha especificado la subdelegada.

Al respecto, Catalina Madueño ha asegurado que este mecanismo de la Secretaría General de Industria y Pyme ha movilizado 266 millones de euros, que han beneficiado a 177 empresas en todo el territorio. Una de esas industrias es la factoría que el grupo Smurfit Kappa tiene en Mengíbar, que ha recibido 821.272,83 euros en las convocatorias de los años 2018, 2019 y 2020. En este sentido, la subdelegada ha subrayado el respaldo del Gobierno a esta empresa que es un referente en el sector, con más de medio siglo de trayectoria, “en la que ha creado mucho empleo y mucha riqueza en la provincia de Jaén”.

Al hilo, Catalina Madueño ha valorado que este grupo empresarial siempre ha querido estar en la vanguardia, con la investigación y el desarrollo de nuevos productos, y por su apuesta por la innovación industrial. “Permite, desde luego, mantener una actividad empresarial potente, que conlleva el mantenimiento de más de un centenar de puestos de trabajo. Para fomentar la competitividad de esta factoría ante otras empresas del sector ubicadas en otros territorios, el Gobierno de España ha impulsado esta línea específica de ayudas que compensa los costes indirectos de determinados sectores que están más expuestos al riesgo de fuga de carbono”, ha detallado.

La subdelegada ha recordado, igualmente, la puesta en marcha por parte del Ejecutivo de otras medidas de apoyo al sector industrial, como el Real Decreto el Estatuto de los Consumidores Electrointensivos que dota a determinadas empresas industriales, en concreto a aquellas para las que el coste del suministro eléctrico resulta especialmente crítico, de un marco jurídico y económico que proporciona seguridad y certidumbre de los costes energéticos y mejora su competitividad internacional, todo ello de conformidad con la normativa comunitaria. “Es un instrumento de política industrial con el que el Gobierno de España mejora la competitividad de la gran industria y favorece la inversión industrial al contar las empresas, por primera vez, de un marco normativo de reconocimiento a estos consumidores, con nuevos instrumentos que ofrecen mayor estabilidad, seguridad y certidumbre del precio de la energía”, ha concluido. .