Ha fallecido Martín Olea Cano

536

Ha fallecido Martín Olea Cano, ex diputado provincial, ex primer teniente de alcalde de Bailén y durante varias legislaturas concejal del  Ayuntamiento de Bailén. Ha fallecido después de años de lucha contra un cáncer que le sorprendió en plenitud de su trabajo y de sus proyectos profesionales. Se lo ha llevado a los 60 años con toda una vida por delante, a pesar de la gran trayectoria política y profesional que había construído en su Bailén.

Se ha ido Martin Olea, se ha ido, para mi un gran amigo. Lo llevo conociendo desde su primera gestoría en la calle Real, allá por la década de los ochenta. Desde aquella época hasta hace unos meses que me tomé con él mi última cerveza en la puerta de Piñero, su «taberna», construimos un espacio de respeto y de amistad que nos ha permitido hacernos favores siempre que hemos podido.

Se nos ha ido un gran profesional y una gran persona, y no saco esta frase hecha, porque hay que ponerla, para mí además de todo eso, era un amigo a quien le confié muchos de los secretos de mi empresa y hasta personales. Todavía recuerdo cuando hablaba de su viaje a Argentina para conocer donde nació su gran estrella futbolística, Leo Messi o su último viaje a Canarias con su hija.

De vez en cuando en la puerta de Piñero hemos hablado de nuestro retoños y de las vidas que llevaban, algunos lejos de nuestro Bailén. Era una amistad por encima de todo, de aficiones futbolística y hasta de partidos políticos. Sentía hacia él un gran respeto y creo que él hacia mí también.

Se ha ido una persona que se mereció ser alcalde de Bailén, que dejó la política dando un portazo porque algunos se empeñaron en no reconocerle el gran trabajo que hizo en el PP y en el Ayuntamiento de Bailén defendiendo esas siglas.

Pero tras esa puerta cerrada se le abrió una más grande, la de su profesión a la que entregó hasta el último suspiro de su vida.

Se nos va un buen hombre que no merecía subirse todavía a ese tren del no retorno, porque tenía mucha vida por delante y mucha vida por vivir. La familia y su profesión le devolvieron todo el trabajo que la política le quiso negar. Pero salió de la política con la cabeza alta y con el saber del deber cumplido, como los hombres de bien.

Para mi se ha ido un amigo. y cuando me he enterado he derramado una lágrima por la amistad que tuvimos y porque siempre estará en el recuerdo de mi corazón, porque a lo largo de estos más de treinta años de conocernos supimos respetarnos y apoyarnos, como hace los hombres de bien. Gracias amigo Martín por la amistad y los buenos momentos vividos, que la tierra te sea leve, un abrazo para toda tu familia y respeto para tu trabajo en el mundo de la política en esta localidad, que siempre será la tuya.