El Hospital Alto Guadalquivir comienza las obras de reforma de la nueva UCI y pone en marcha su nuevo TAC

55

El Hospital Alto Guadalquivir, de Andújar, ha comenzado las obras de reforma de la nueva UCI del Hospital Alto Guadalquivir, además de poner en funcionamiento su nuevo equipo de TAC (Tomografía Computerizada). Ambas actuaciones han supuesto una inversión de casi 590.000 euros. Esta Unidad albergará siete nuevas camas de UCI, mientras que el equipo mejorará la calidad de las pruebas radiológicas.

El delegado del Gobierno en funciones, Jesús Estrella, junto a la delegada de Salud y Familias de Jaén, Trinidad Rus, han llevado a cabo una visita al centro hospitalario andujareño, acompañados por la directora gerente de mismo, Lucrecia Sánchez, junto al resto del equipo directivo para conocer de primera mano dichas intervenciones.

En el caso de las obras, se están desarrollando según el cronograma previsto. En función este planteamiento temporal establecido, se acaba de terminar de sellar el pasillo de acceso a la Hospitalización, cerrando así la zona de trabajo de la obra para que se pueda acceder sólo desde el patio trasero, lo que evitará puntos débiles en cuanto a la transmisión de posibles patógenos como la aspergilosis, dejando totalmente habilitado el acceso a dicha zona hospitalaria desde hoy mismo.

“Esta Unidad albergará siete nuevas camas de UCI que aportarán mejoras para el cuidado de los pacientes y sus familias, así como para los profesionales responsables de sus cuidados. Ocupará una superficie de unos 400 metros cuadrados, en una ubicación estratégica dentro de los circuitos de atención sanitaria del hospital, cerca de la actual Unidad Especial, Área Quirúrgica y de Partos y próxima a Hospitalización, cuya inversión ha sido de 320.093 euros”, ha apuntado Jesús Estrella.

Además, incluirá una central de monitorización de pacientes, con boxes individuales, con unos nuevos sistemas de ventilación y climatización independientes, que permitirá tratar pacientes de diversas patologías que requieren condiciones ambientales de aislamiento especiales, protección eléctrica especial, esclusas de acceso a los boxes que preservan el ambiente controlado, entre otras mejoras.

La nueva UCI dispondrá una gran iluminación natural para cada uno de los siete boxes, ya que todos ellos se han pensado en una disposición hacia una de las fachadas exteriores del edificio.

Actualmente las instalaciones que se utilizan para la atención a pacientes críticos, tanto adultos como pediátricos, utilizan como zona común una unidad polivalente conocida como Unidad Especial, que presenta una media de asistencias anuales de 135 pacientes y unas 600 estancias