El Hospital de Úbeda obtiene 100 donaciones de plasma para pacientes que lo necesitan

326

SANIDAD

El Hospital ‘San Juan de la Cruz’, de Úbeda, ha obtenido el pasado año un total de 100 donaciones de plasma destinado a pacientes que lo necesitan. Para ello ha sido necesario, por parte del Servicio de Hematología, la adecuación del personal sanitario y de las instalaciones de la cámara de donación, tanto para mejorar la captación y atención de los donantes de plasma como para la idónea práctica de la aféresis, procedimiento con el que obtiene el plasma.  

El plasma constituye el componente líquido de la sangre y en él se encuentran suspendidas las células sanguíneas (glóbulos rojos y leucocitos) y las plaquetas.  Tiene un color blanco-amarillento y está formado además de por agua (90%) por las proteínas y las sales minerales necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

La donación de plasma se realiza mediante un proceso denominado plasmaféresis, que se lleva a cabo con un equipo automatizado que permite separar el plasma sanguíneo de los glóbulos rojos, quedando el plasma en el recipiente de la donación y devolviéndose los glóbulos rojos al donante mediante su infusión por la misma vía de la toma de sangre. Como el donante conserva los glóbulos rojos, la recuperación es casi inmediata, incluso puede repetir la donación en un plazo de 15 días. Lo único que precisa es beber más líquidos y evitar actividad física extenuante en las horas posteriores a la donación.

Este proceso dura en torno a unos 30 minutos y es muy   importante la adecuada atención del donante. El servicio de Hematología de Úbeda tiene habilitada una cámara para la donación de plasma, en la que se procura un ambiente  apropiado a este proceso de donación. La facilidad al acceso y disponibilidad de horarios personalizados, en turno de mañana, son fundamentales para que el donante se encuentre en las mejores condiciones para la realización de este acto altruista que tanto bien hace y tantas vidas salva.

El plasma obtenido de las donaciones es un producto terapéutico imprescindible. Se realiza su transfusión fundamentalmente en intervenciones quirúrgicas, para subsanar problemas de coagulación y de riesgo hemorrágico. También es muy necesario en otras situaciones como son las transfusiones masivas, la corrección de trastornos de la coagulación y en las unidades de grandes quemados.

Además, del plasma se obtienen sustancias fundamentales para el tratamiento de diferentes enfermedades como son:  los factores de coagulación para los hemofílicos, las inmunoglobulinas para las enfermedades reumáticas o inmunes y la albúmina para diversas patologías.

En España y en Andalucía, el plasma obtenido de las donaciones de sangre convencionales suele cubrir las necesidades de transfusión de los pacientes, sin embargo, si bien es necesario ampliar las reservas de estos hemoderivados.