El Hospital ‘San Agustín’ de Linares diseña un proyecto de Humanización para la UCI

1132
SANIDAD

El centro pone en marcha un grupo de trabajo para diseñar nuevos procedimientos que mejoren la atención al paciente crítico y su familia.

La Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario ‘San Agustín’ de Linares ha comenzado a elaborar e implementar un proyecto de Humanización para la asistencia de los pacientes ingresados en dicha Unidad.

“El objetivo de los profesionales que están trabajando en esta Unidad es dar la mayor calidad en la asistencia del paciente crítico, acompañada además del mayor apoyo en cuanto a los aspectos de humanización. Los pacientes ingresados en UCI son especialmente vulnerables por su patología y es de vital importancia el acompañamiento por parte de sus familiares, la conexión con el medio externo, el hacer la estancia más afable, o las medidas de intimidad”, ha indicado Ignacio Suarez, intensivista del centro.

Para ello se ha creado un grupo de trabajo interdisciplinar donde se integran facultativos del servicio, profesionales de Enfermería y personal relacionado con la Humanización de la asistencia en el centro.

Junto a ello, se está elaborando un tríptico con toda la información que se facilita a los familiares, en el momento del ingreso, con toda la información sobre horarios de visitas, comunicación diaria de la evolución de los pacientes, contactos, entre otros.

Las nuevas instalaciones de la UCI del Hospital hacen posible mejorar la intimidad del paciente, con boxes individuales. Igualmente, se está trabajando en dotar a todos los boxes de televisión para facilitar el entretenimiento de los pacientes mientras estén ingresados, así como mantenerlos conectados en el medio externo.

De igual forma se están permitiendo videoconferencias con los familiares que no pueden acudir presencialmente por alguna causa a las visitas diarias, además de ampliar los horarios de visitas.

“Algunas de estas medidas, ya puestas en marcha, nos permiten apreciar un descanso en los episodios de desorientación en los pacientes ingresados en la UCI así como menor necesidad de ayudas para descansar durante la noche, lo cual ayuda en su recuperación”, ha indicado el supervisor de la UCI, Miguel Cobo.

“La puesta en marcha de estas medidas debe redundar en una mayor comodidad para los pacientes y familiares, así como en la disminución del impacto que tiene el ingreso en la UCI de un paciente crítico”, ha incidido Cobo.