El alfarero bailenense Cristóbal Arance es ya Maestro Artesano

1998
CERÁMICA

La Junta distingue al alfarero bailenense Cristóbal Arance como Maestro Artesano, un distintivo que ostentan ya nueve profesionales en la provincia. El delegado del Gobierno destaca las posibilidades que sigue teniendo el sector artesanal en Bailén y ejemplos como este profesional hablan de esta buena opción de presente y futuro

El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía, Jesús Estrella, ha hecho entrega de la carta de Maestro Artesano al alfarero bailenense Cristóbal Arance Peña. Esta distinción es uno de los reconocimientos oficiales que otorga la Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo con el fin de autentificar y poner en valor a los auténticos artesanos y la calidad de sus productos. El delegado del Gobierno ha hecho entrega de este reconocimiento en el taller del artesano, en un acto al que también han asistido el alcalde del municipio, Luis Mariano Camacho, y la delegada territorial de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Ana Mata.

Jesús Estrella ha señalado que la entrega de la carta de Maestro Artesano a Cristóbal Arance es “una forma de reconocer una vida entregada a un oficio, poniendo de manifiesto la importancia de la cerámica del alfar en Bailén”. El delegado ha insistido en que Cristóbal Arance, el primer maestro artesano de Bailén -los ocho restantes son de Úbeda- “apuesta por un oficio que se encuentra en peligro, garantizando con sus obras su continuidad, pero también se preocupa por transmitir sus conocimientos, haciendo que su taller sea visitable y, además, hace de este oficio un elemento de desarrollo económico y de conservación del patrimonio cultural de Bailén y de la provincia”.

El delegado del Gobierno ha recordado que ya son 78 los Maestros Artesanos andaluces, destacando la apuesta de la Junta por la conservación y el crecimiento de este sector. “Desde el Gobierno andaluz estamos agradecidos por mantener viva la llama de la tradición, de la cultura y de la historia”, ha explicado.

La carta de maestro artesano reconoce a profesionales -con un mínimo de quince años de trayectoria- con influencia acreditada en la potenciación de su oficio, la mejora de los métodos tradicionales, la investigación o la influencia en el desarrollo económico local. La provincia cuenta ya con nueve Maestros Artesanos: Cristóbal Arance, de Bailén; y los ubetenses Paco Luis Martos, José Garrido, Melchor Tito, Pablo Tito, Juan María y Francisco Javier Ferrándiz, así como los ya jubilados Juan Martínez (Tito) y Francisco García Lucha.

Cristóbal Arance Peña es la tercera generación de una familia de artesanos de una extensa y consolidada trayectoria en Bailén y comarca. Aprendió el oficio de manos de su padre y en el taller familiar, que actualmente regenta. Un alfarero con más de tres décadas de ejercicio, que sabe conjugar la conservación de la tradición con la innovación, sin perder calidad y originalidad. Su taller, declarado Punto de Interés Artesanal (PIA) hace un lustro, es visitable y conserva un antiguo horno árabe. Un estilo propio y exclusivo en todas sus obras, elaboradas a mano en barro rojo o rubio, y decoradas con distintas técnicas, como el pincel o mediante pera (rameadas). Un profesional que elabora una amplia gama de artículos con un llamativo y diverso colorido que distingue sus piezas: de alfarería tradicional, decoración de nuevo diseño, menaje, cocina, jardinería, y un largo etcétera de piezas personalizadas, en las que se adapta a cada cliente. Un extenso catálogo que puede conocerse también a través de su web.

Cristóbal Arance sigue renovándose, avanzando, como lo demuestra su formación continuada y la calidad artesana de su trabajo, reconocida con numerosos premios. Tiene a su vez una destacada presencia en ferias del sector nacionales. También está implicado en la divulgación de la artesanía y sus valores, participando en actividades que impulsan el mantenimiento y la recuperación de oficios en peligro de extinción. En esta difusión se dirige especialmente a los jóvenes, mediante demostraciones, y entre las que destacan cuantiosos talleres en centros educativos andaluces. Además de seguir consolidando su negocio, explora líneas de expansión, como la apertura, hace un lustro, de una tienda taller en Arroyo Frío (Cazorla), donde el visitante puede adquirir sus singulares piezas y observar in situ su proceso de elaboración.

Además de la carta de Maestro artesano, la Junta dispone de otras iniciativas para el impulso de la artesanía. Como el Registro de Artesanos, que certifica a los auténticos artesanos y a sus productos manuales y cuya inscripción es obligatoria para poder acceder a las ayudas de la Junta. A los profesionales que se suman a este registro, se les hace entrega de la carta de artesano, un reconocimiento oficial de la calidad y autenticidad manual del producto. A su vez, estos artesanos reciben el distintivo de marca única “Artesanía hecha en Andalucía”, que ahonda en identificar los productos artesanos para impulsar su promoción y comercialización. La provincia cuenta actualmente con 117 inscripciones (101 artesanos individuales, 14 empresas y 2 asociaciones).

Otra iniciativa para impulsar y prestigiar la artesanía es el distintivo de Punto de Interés Artesanal (PIA), que reconoce un taller (o varios) con especiales características de producción y comercialización de productos artesanos. En Jaén hay 12 PIAS (1 en Bailén, precisamente este taller “Cerámica Arance”, 7 en Úbeda, 1 en Andújar, 1 en Pegalajar, 1 en Baeza y 1 en Orcera). También la provincia tiene una Zona de Interés Artesanal (ZIA), Úbeda, integrada por 12 talleres.