El Área Sanitaria Norte forma a sus profesionales en la sensibilización y apoyo a la lactancia materna

1026

LACTANCIA MATERNA

El Hospital San Agustín de Linares ha acogido una jornada de formación a sus los profesionales del Área de Gestión Sanitaria Norte en sensibilización y apoyo a la lactancia materna. El objetivo principal de la sesión  ha sido el de sensibilizar a los profesionales de enfermería sobre la importancia de la lactancia materna, proporcionar información actualizada acerca de las mejores prácticas y promover un entorno de apoyo para las madres lactantes.

En el transcurso de la jornada se han abordado temas como las diferentes técnicas de lactancia materna, y el apoyo emocional a las madres lactantes. En este sentido, con respecto a las primeras, se ha llevado a cabo una demostración práctica de posiciones de amamantamiento. Del mismo modo, se han analizado los problemas que se pueden dar relacionados con la lactancia materna, abordando la manera de identificarlos y las soluciones que se pueden aplicar llegado el caso. Así mismo, se ha explicado el uso adecuado de los equipos de apoyo para el desarrollo de la lactancia, como las almohadas específicas para ello.

En cuanto al apoyo emocional que debe ofrecerse a las madres lactantes, se ha debatido acerca de la importancia de éste y se han dado a conocer las estrategias para abordar desafíos emocionales y psicológicos durante el periodo de lactancia.

La directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Norte de Jaén, Belén Martínez, ha destacado “la importancia de la capacitación continua para actualizar los conocimientos sobre lactancia materna y fortalecer las habilidades de apoyo”.

Belén Martínez ha señalado que “las evidencias científicas disponibles constatan que este tipo de alimentación debe mantenerse de forma exclusiva hasta que los bebés cumplan seis meses y hasta los dos años junto a otros tipos de nutrientes”. Estos estudios indican también que la madre es capaz de producir la leche que su hijo necesita en cada momento, de modo que sus características y cantidad varían durante su crecimiento, además que aporta anticuerpos y sustancias biológicas activas que son capaces de disminuir el riesgo del niño de padecer infecciones y enfermedades cuando sea adulto.

La gerente del Área Sanitaria Norte ha recordado que “otra de las ventajas de la lactancia materna es el estrecho vínculo que se crea entre la progenitora y el recién nacido, lo que incluso permanece después, junto a la mejora de la capacidad de visión o el desarrollo intelectual, así como la disminución de la obesidad infantil”. “Este hábito favorece también la contracción del útero, disminuye el sangrado tras el parto, ayuda a que se consuman las reservas de grasa acumuladas durante el embarazo y reduce el riesgo de desarrollar determinados tipos de cánceres”, ha concluido.