Esteban Perea consigue el 2º puesto en la 24 Edición de la Subida Ciudad de Montoro

754
AUTOMOVILISMO

Cal y arena para Esteban Perea en la 24 Edición de la Subida Ciudad de Montoro, valedera para el andaluz y Copa de España de Montaña donde la suerte jugó una mala pasada al piloto de Bailén.

A pesar de las adversidades que aparecieron en la prueba, Perea subió al podio en el andaluz y Copa de España superando los problemas que su Silver Car le presentó  en la carrera del domingo logrando sendas segundas posiciones en ambos campeonatos.

Con un kilómetro más de trazado, Perea el sábado lograba que los tiempos salieran y solo era superado por el Radical de su rival directo en los entrenos preliminares a la primera carrera del sábado donde el piloto de Bailén descansaba con el segundo mejor puesto entre los monoplazas y tercero de la general a un solo segundo del Porsche del líder en la montaña, primero en turismos.

El domingo e instantes antes de salir del parque cerrado el Silver Car de Esteban Perea comenzó a experimentar fallos en las levas que accionan el cambio situadas en el volante de su monoplaza y que funcionaban aleatoriamente, sobre todo cuando se accionaba el sistema para subir velocidades.

Las asistencias de Perea empezaron a revisar todo el sistema electrónico y mecánico en busca del fallo técnico que sufría el Silver Car a su antojo. Con esta situación, la preocupación invadía la confianza del piloto y surgían las dudas razonables. Cuando salió al tramo volvió de nuevo aparecer el problema. Terminada la manga de entrenos los mecánicos volvían a realizar todas las comprobaciones posibles en busca de la avería que lastraba la participación de Perea y ponía en peligro su participación del domingo.

Después de un arduo trabajo, desmontaje de parte del monoplaza y cambio de batería descubrieron un cable parcialmente cortado y repararon la incidencia justo unos instantes antes de la subida oficial. Con la tensión y el tiempo en contra, una de las herramientas se quedó en la zona electrónica del monoplaza, generando un problema añadido al caer entre los pedales de freno, embrague y acelerador lo que ocasionó una pequeña salida de pista y algunos daños en el monoplaza de Perea que aun así dio el máximo con el objetivo de acabar y coger unos valiosos puntos en la Copa de España.

“Un fin de semana cargado de incidentes que han lastrado un buen resultado y cumplir el objetivo que me había marcado. Hemos salvado la situación lo mejor que se ha podido y doy las gracias a las asistencias, amigos y familia. Felicito a la organización por la prueba y, ahora intentaremos reparar lo antes posible para estar en la próxima cita: Colmenar, en la provincia de Málaga.