El PCE de Jaén participará en la campaña sobre la precariedad en el Medio Rrual

452

El secretario político provincial del PCE en Jaén –Juan Francisco Cazalilla- y la secretaria del Área Feminista del Comité Provincial del PCE –Berta Granadino- han presentado la campaña que, sobre precariedad en el medio rural de la provincia de Jaén va a llevar a cabo, de forma sostenida en los próximos meses, tanto el PCE como Izquierda Unida en nuestra provincia.

Juan Fco. Cazalilla ha señalado que el PCE no va a cejar en su lucha para que se elimine el requisito de las peonadas para acceder tanto al Subsidio como a la Renta Agraria, sobre todo en coyunturas, como las que venimos atravesando en los últimos años, caracterizadas por unas cosechas que se encuentran, claramente, por debajo de la media de producción de aceite en nuestra provincia, con el consiguiente correlato en la reducción de empleo y, por tanto, de imposibilidad material de que miles de jornaleras y jornaleros obtengan las peonadas necesarias para acceder a las prestaciones. Cazalilla ha insistido en que la reducción del requisito para el acceso a las prestaciones de 35 a 20 peonadas, aprobada por el Gobierno, es una medida insuficiente que deja fuera a un número importante de personas y de familias que no podrán acceder a las prestaciones agrarias. Cazalilla también ha señalado que el PCE va a continuar exigiendo que las peonadas del PFEA –el antiguo PER- computen para el acceso a las prestaciones agrarias hasta tanto se mantenga el requisito de las peonadas para acceder a las mismas.

Por su parte, Berta Granadino ha incidido en la especial situación de precariedad y, sobre todo de discriminación, que sufren las mujeres en el medio rural de nuestra provincia, destacando la fuerte reducción en la contratación de mujeres especialmente en las campañas de recolección de aceituna que se viene registrando en los últimos años en la provincia, en una relación de dos mujeres contratadas por cada 10 hombres, lo que es más grave aún en unas zonas y una provincia convertida en un auténtico desierto industrial y, por tanto, sin alternativas laborales.

Asimismo, Berta Granadino ha señalado que el problema es bastante grave, por cuanto a la falta de empleo que sufren las mujeres en el medio rural de la provincia hay que sumar su negativa repercusión en las futuras pensiones para las mujeres, pensiones a las que en muchos casos no podrán acceder por falta de cotizaciones o que se verán aún más diezmadas en su cuantías, por cuanto no cotizan por falta de jornales. Por todo ello, la secretaria provincial del Área Feminista del PCE ha reclamado medidas de formación para las mujeres del medio rural, como las relacionadas con los cursos para el manejo de la maquinaria agrícola, así como iniciativas de formación y de promoción para la contratación de mujeres en el medio rural, de forma que se supere el actual modelo de escasas contrataciones de mujeres y, además, en la mayoría de los casos a tiempo parcial.