El diputado Daniel Campos y el consejero Felipe López hablan en el Parlamento sobre las inversiones en Linares

378

El parlamentario socialista Daniel Campos valoró hoy la “celeridad y urgencia” con que la Junta de Andalucía ha actuado para hacer frente al derrumbe de la Plaza del Mercado de Santiago de Linares y que ha puesto de manifiesto “una vez más” el compromiso demostrado por el Gobierno de Susana Díaz con esta ciudad frente al “olvido secular” de los Gobiernos del PP.

Campos, que preguntó en el pleno al consejero de Fomento por las obras de rehabilitación del Ayuntamiento linarense, recordó que Felipe López acudió al día siguiente del desplome y “anunció el compromiso de la Junta con las familias de los placeros con una ayuda de urgencia para la reubicación de los puestos”. Asimismo, trasladó su apuesta por “recuperar este singular edificio del Mercado de Santiago”, que data del año 1903.

El parlamentario andaluz manifestó que Linares “necesita a la Junta” y que los linarenses “saben que las respuestas a los problemas de desempleo y desindustrialización vendrán de la Junta”, porque Linares “conoce su historia”. “Mientras que el ministro Montoro dejaba tirados a los linarenses al decir durante la crisis de Santana ‘que cada palo aguante su vela’, la Junta de Andalucía se hacía cargo de la fábrica de coches y sostenía el empleo. Ésa esa la realidad que todo el mundo conoce”, subrayó.

​Campos repasó algunos de los proyectos vivos en la ciudad, como el ramal ferroviario de Vadollano que conectará el Corredor Central con la factoría de Santana, una infraestructura para cuya puesta en marcha reclamó “urgencia y celeridad”. Asimismo, se refirió a las obras de las zonas verdes de Arrayanes o la rehabilitación de uno de los edificios más singulares de Linares, la Basílica de Santa María la Mayor.

El parlamentario también puso sobre la mesa la intervención en el Ayuntamiento, un edificio que data de finales del siglo XIX, cuando Linares fue nombrada ciudad, que fue obra del arquitecto Porrúa Moreno y cuyo reloj tocaba cada hora la melodía ‘Estudio sin luz’, de Andrés Segovia.