El Hospital de Úbeda fomenta la higiene de manos entre sus pacientes y profesionales con varias actividades formativas y divulgativas

83

El Área Sanitaria Nordeste de Jaén imparte durante todo el año en los colegios charlas informativas sobre la importancia y los beneficios de esta práctica.

La Unidad de Gestión Clínica de Vigilancia, Prevención y Promoción de la Salud del Área Sanitaria Nordeste de Jaén fomenta la higiene de manos entre sus pacientes y profesionales del Hospital Comarcal “San Juan de la Cruz”, de Úbeda, con varias actividades formativas y divulgativas.

Esta demarcación jiennense del Servicio Andaluz de Salud (SAS) imparte durante todo el año charlas informativas por los colegios de su demarcación sobre los beneficios de la higiene de manos y su importancia como la medida fundamental para la seguridad tanto de personas sanas como de los pacientes. Sus profesionales explican a los alumnos cómo lavarse mejor con agua o jabón y se llevan a cabo comprobaciones con una lámpara de fluorescencia de la efectividad de esta práctica.

El Hospital de Úbeda cuenta con el distintivo “Manos Seguras”, concedido por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía a sus profesionales por mejorar las medidas y aumentar las campañas de promoción e información entre sus compañeros y pacientes sobre buenas prácticas en higiene de manos y prevención de infecciones.

La obtención de esta distinción requiere llevar a cabo un proceso de autoevaluación sobre su nivel de cumplimiento de estas iniciativas y la implantación de sus áreas de mejora como paso previo y necesario a su concesión durante un año.

Plan

El Hospital “San Juan de la Cruz” desarrolla un Plan Estratégico de Seguridad del Paciente para mejorar la calidad de su asistencia sanitaria, proporcionar la atención y cuidados seguros, además de disminuir la incidencia de daños accidentales con la implantación de una actividad sistematizada de gestión de riesgos.

Una de estas líneas estratégicas implantadas por este centro hospitalario jiennense intenta reducir las infecciones asociadas a la atención sanitaria con una correcta higiene de manos, según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en este sentido. La asistencia hospitalaria supone una práctica de riesgo en este sentido dada la complejidad y las numerosas intervenciones prestadas a los pacientes.