Obras en el camino “Cuestra Juripe”

164

La actuación cuenta con un presupuesto final de adjudicación de 167.882,67 euros. Durante la misma se actuará en el firme, se construirán cunetas y se realizarán vados de hormigón.

Se inician las obras de adecuación del camino Cuesta Juripe, una actuación que realiza el Ayuntamiento de Bailén, a través de su Concejalía de Agricultura, con la colaboración de la Consejería de Agricultura y la Diputación de Jaén. Una actuación que supondrá una inversión de 167,882 euros.

Se trata de la primera de las actuaciones de arreglo de caminos rurales de las programadas para que sean realizadas este año 2020 antes del inicio de la siguiente campaña de recolección de aceituna, con el fin de facilitar estas labores y favorecer así a la agricultura, uno de los principales pilares económicos de la localidad, explicaba el concejal de Agricultura, Bartolomé Morales, quien esta mañana ha visitado el camino acompañado de técnicos municipales, del director de la obra y del encargado de la obra de la empresa adjudicataria, que ha sido finalmente MEBISA.

Se trata de una inversión incluida dentro de la línea que pone en marcha la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, dirigida a Entidades Locales para realizar inversiones para la Mejora de Caminos Rurales dentro del Marco del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020, e incluida, igualmente, en el Plan de Apoyo a Municipios del año 2018 de la Diputación Provincial de Jaén.

El Camino Cuesta Juripe parte de carretera de Jaén N-323 y llega hasta la conocida como carretera de Espeluy, J-2311, tras pasar el Cortijo conocido como “Retruco”.

El camino tiene una longitud total de 6.301 metros el cual presenta una anchura media de 4,00, aunque en algunas zonas existe un sobre ancho que puede alcanzar los 6,00 m de anchura. Al encontrarse en buen estado los primeros 317, la intervención se va a realizar a lo largo de los siguientes 5.984 metros.

Debido a la excesiva pendiente del camino, en parte del mismo superior al 10%, y la mala situación del drenaje y el firme existente, en períodos de lluvia se hace intransitable al ocasionar las aguas de escorrentía numerosos daños a consecuencia de su excesiva velocidad, eliminando el material granular aportado y deteriorando el plano de fundación del camino, haciendo inviable la circulación por el mismo si no se realizan continuas labores de mantenimiento.

Por tanto, la ejecución de la obra contempla dotar de un pavimento de hormigón de 15 cm de espesor sobre una capa de zahorra de 20 cm de espesor, en aquellas zonas de pendiente superior al 10%, para evitar que las aguas de escorrentía que discurren por la plataforma del camino ocasionen daños y la restitución del firme en el resto del camino mediante el extendido de una capa de zahorra artificial de 25 cm de espesor.

Además se procederá a la ejecución de cunetas revestidas de hormigón en los tramos de firme que tienen mayor pendiente y sin revestir en las demás