Moreno anuncia en Linares un plan para impulsar la industria, las comunicaciones y el empleo

162
Se trata del Plan de Reacción Inmediata para Linares que, además de finalizar las obras de conexión del ramal ferroviario, revitalizará el parque empresarial Santana, que pasará a manos de los linarenses. También, contempla actuaciones de acondicionamiento del parque empresarial por valor de 6 millones y un fondo de inversión dotado con 5 millones de euros para potenciar start-up e iniciativas empresariales.
El presidente del Gobierno de Andalucía, Juanma Moreno, ha informado este jueves en
Linares de que la Junta va a impulsar un ‘Plan de Reacción Inmediata’ en el municipio.
Una apuesta decidida por la industria, la innovación, las nuevas tecnologías y el medio
ambiente, a través de proyectos empresariales que generen riqueza y empleo. Esa
transformación económica conlleva, además de finalizar las obras de conexión del ramal
ferroviario Vadollano-Linares con la línea Madrid-Cádiz, revitalizar el parque empresarial
Santana, con el objetivo de facilitar la llegada de inversión y de empresas.
Para ello, ha anunciado que la Consejería de Transformación Económica, junto con la de
Hacienda y el Gabinete Jurídico de la Junta de Andalucía están trabajando en la mejor
fórmula jurídica que permita poner a disposición del Ayuntamiento estos terrenos y
mejorar su explotación económica. “El parque empresarial Santana será de los linarenses
y para los linarenses. Una cuestión que es prioritaria y que constituye una demanda
histórica del conjunto de la sociedad de Linares”.
“Era el momento de venir a demostrar que el Gobierno de Andalucía y su presidente van
a estar siempre con Linares. Ojalá vengan más dirigentes para poner entre todos el foco
en Linares, en su proceso de desarrollo y de reindustrialización. Mis dos antecesores no
vinieron nunca, decisión que respeto. En los últimos seis años, he venido 18 veces y no
tengo problema en volver para aportar mi granito de arena en la solución de los problemas
sociales y económicos de Linares”, ha aseverado.
Asimismo, el Ejecutivo andaluz va a promover otras medidas urgentes en Linares como
obras de acondicionamiento del parque empresarial, por valor de 6 millones de euros, que
también incluirán la limpieza y obras de demolición, y un fondo inversión exclusivo para
Linares, dotado con 5 millones para impulsar startup e iniciativas empresariales. Este
fondo será financiado por la Junta, el Ayuntamiento de Linares, la Universidad de Jaén y
la Cámara de Comercio. Igualmente, se pondrán en marcha programas de
emprendimiento y startups a través de la Aceleradora Emprende en Linares y se mejorará 
la transferencia del conocimiento y el desarrollo empresarial con la Universidad de Jaén,
a través de la Escuela Politécnica superior de Linares.
En el ámbito de la cultura, el Gobierno andaluz apuesta decididamente por el Conjunto
Arqueológico de Cástulo, referencia de la cultura ibérica, con actuaciones de mejoras en
el abastecimiento de agua, con una inversión de 630.000 euros, y obras en el museo
arqueológico monográfico, por 78.000 euros. Acciones que, como ha afirmado el
presidente, fomentarán el turismo en la zona cuando acabe la pandemia.
“La Junta de Andalucía asume un compromiso con Linares, con su reactivación y su
futuro, al que aspiro que se sume el conjunto de las Administraciones Públicas que se
puedan adherir”, ha apuntado. Del mismo modo, el presidente cuenta para poner en
marcha estas medidas con la iniciativa privada, según ha concretado.
Mejora de las comunicaciones ferroviarias
Y es que, siendo el Ejecutivo andaluz consciente de la difícil situación económica y de
empleo que atraviesa Linares, empeorada por la pandemia, se ha mostrado decidido a
apoyar al municipio en su recuperación económica y en la creación de empleo. “Linares
es una ciudad que, con su situación estratégica, nudo de comunicaciones, cumple todos
los requisitos para ser un polo de atracción para la inversión y las empresas”, ha añadido.
Para ello, en febrero de 2019, la Consejería de Fomento finalizó las obras del ramal
ferroviario Linares-Vadollano, por 22,6 millones de euros, y desde el pasado mes de
octubre, se está ejecutando la obra de conexión de este ramal con la línea Madrid-Cádiz,
dentro de la estación de Vadollano, dotada con 5 millones de euros y con un plazo de
ejecución de siete meses. Al mismo tiempo, según ha manifestado Moreno, se está
estudiando la conexión de este ramal con el propio Parque Empresarial de Linares. En
este sentido, se está tramitando el proyecto de construcción de una playa de vías, con
una inversión de 200.000 euros.
La ejecución de estas obras permitirá que el ramal ferroviario Vadollano-Linares sirva para
el transporte de mercancías entre el parque empresarial de Linares y los centros logísticos
junto a la línea férrea Cádiz-Jaén-Madrid y contribuirá también al desarrollo de empresas
ligadas al parque empresarial, así como al conjunto de empresas de la zona.
“Para que Andalucía y Linares avancen y sean más competitivas es fundamental
desarrollar una infraestructura clave como es el ferrocarril”. Por este motivo, Moreno ha
reivindicado al Gobierno de la Nación que invierta en el ramal central de los corredores
ferroviarios Mediterráneo y Atlántico. Un proyecto que ha sido avalado recientemente por
más de cuarenta alcaldes de toda España, entre los que se encuentra el de Linares.
Igualmente, la Junta de Andalucía ha propuesto la inclusión del proyecto Algeciras-
Bobadilla-Córdoba-Linares en los fondos de recuperación europeos ‘Next Generation EU’,
con un importe de 449 millones de euros, y que el Gobierno andaluz ha catalogado como
estratégico, básico y esencial. Así como el Linares-Madrid, con una inversión de 300
millones, que también se ha introducido en el paquete de fondos que tiene que gestionar
y decidir el Gobierno de la Nación.
Llamamiento a la responsabilidad ante la Covid-19
Moreno ha reinaugurado este jueves el Ayuntamiento de Linares, que durante 16 años ha
estado sometido a obras. Hoy, según ha dicho, los linarenses cuentan con un consistorio
de vanguardia, accesible y confortable fruto de la cooperación y colaboración del
Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, con un coste de cuatro millones de euros. Durante
la visita, ha estado acompañado por el consejero de Transformación Económica,
Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, y por el alcalde del municipio,
Raúl Caro-Accino.
En este mismo lugar, Moreno ha hecho un llamamiento a la responsabilidad individual y
colectiva y a la prudencia ante el virus. Linares, precisamente, se encuentra en fase 4 y
grado 1, lo que significa que existe cierre perimetral por superar la tasa de contagio de
500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. “El Gobierno de Andalucía
está tomando decisiones oportunas y difíciles, pero no sólo estas medidas pueden limitar
el contagio. Es esencial que cada uno de nosotros se tome muy en serio esta tercera ola
que estamos sufriendo”, ha continuado.
Al hilo de esto último, ha lamentado que en el día de ayer tanto el ministro de Sanidad,
Salvador Illa, como el Gobierno de la Nación, no asumieran la tesis de la mayoría de las
comunidades autónomas respecto a situar el toque de queda a las 20 horas. Así, ha
expuesto que el propio sector hostelero y las universidades andaluzas han pedido
adelantar el toque de queda para evitar posibles ‘botellones’ y encuentros de jóvenes.
“¿Qué problema tiene el Gobierno de la Nación en posibilitar que una comunidad
autónoma, en el ejercicio de sus responsabilidades, ponga un toque de queda a las ocho
de la tarde para evitar contagios y la pérdida de vidas humanas? La cogobernanza ha
fracasado. Si el Estado ha depositado en las comunidades autónomas la gestión de la
pandemia, necesitamos todos los instrumentos a nuestro alcance para definitivamente
limitar el contagio en Andalucía y salvar vidas, que es el único objetivo que tenemos”. Con
esto, el presidente andaluz también se ha referido a la herramienta del confinamiento
domiciliario local, que limita rápidamente el contagio entre los ciudadanos y que Andalucía
ha solicitado al Gobierno de España para su aplicación en los municipios con una tasa de
contagio superior a los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes.