Los pacientes de Salud Mental del Área Nordeste estrenan nuevas instalaciones

159

La Viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García, junto a la alcaldesa de Úbeda, Toni Olivares, la delegada territorial, Trinidad Rus, y el director gerente del Área Sanitaria Jaén Nordeste, Jesús De La Paz, ha visitado las nuevas instalaciones destinadas a la asistencia de usuarios de Salud Mental, en la segunda planta del Centro de Salud de Úbeda, tras el traslado de esta prestación.

“Se trata de una apuesta por normalizar la atención a estos pacientes, a la vez que darles la visibilidad que se merecen, ya que estas personas podrán ser atendidas en un espacio más adaptado y accesible”, ha indicado la viceconsejera.
La nueva Área de Salud Mental dará cobertura a una población superior a los 160.000 habitantes, y se encuentra en un ala del Centro de Salud de Úbeda, que estaba sin uso, destinado con anterioridad a despachos administrativos. Este espacio cuenta con unos 350 metros cuadrados, en los que se ofrecerá atención psicológica infantil, además de adultos, tanto individual como grupal. Para ello, se han invertido cerca de 10.000 euros, en adecuación de consultas, área de admisión y sala de espera.
“El sistema sanitario andaluz es especialmente sensible a la atención de salud mental, y esta actuación va encaminada a la mejora constante en medidas de humanización en la atención al paciente, optimizando los recursos existentes para ofrecerlos a la sociedad, al tiempo que se mejora la calidad del servicio”, ha añadido.

La atención a los pacientes con patología mental se ha realizado hasta ahora en un edificio de titularidad municipal, situado en un barrio periférico de la ciudad de     Úbeda, en un edificio antiguo y no construido con fines sanitarios, por lo que no cumplía criterio de accesibilidad, o de comodidad para pacientes y  profesionales.

Refuerzo de profesionales
El Sistema Sanitario Público Andaluz, a través de la Consejería de Salud y Familias, va a incorporar nuevos profesionales sanitarios en la Unidad de Salud Mental de esta demarcación sanitaria, con el fin de reforzar la actividad asistencial y mejorar la calidad de la atención de las personas con problemas de salud mental.
Concretamente, se trata de un facultativo especialista (psiquiatra o psicólogo clínicos), una enfermera especialista en salud mental, y un psicólogo clínico. “Estos nuevos recursos se engloban dentro del proyecto de mejora a corto plazo de la Salud Mental en Andalucía, que cuenta con dos medidas relevantes que serán piloto y cuya eficacia se evaluará tras su puesta en marcha”, ha enfatizado.
La primera medida consiste en mejorar la atención a los trastornos mentales graves a través de la implantación de Equipos de Tratamiento Intensivo Comunitario (ETIC) en las Unidades de Gestión Clínica de Salud Mental (UGC). Estos ETIC están dirigidos a personas con trastornos mentales graves de larga evolución y con escasa adherencia a su plan de tratamiento; personas con trastornos mentales graves en contextos vulnerables o en riesgo de marginación; y afectados por primeros episodios psicóticos.
Esta acción supone un avance cualitativo en la detección, atención y recuperación de este colectivo de pacientes y familiares, al preservarse sus derechos y favoreciendo su participación. Del mismo modo, se consigue disminuir y equilibrar la diversidad en la accesibilidad y la oferta de servicios existentes entre los distintos servicios de Salud Mental.

La segunda medida consiste en la incorporación de un psicólogo clínico dinamizador de las interacciones asistenciales con Atención Primaria; una figura que servirá de enlace con los médicos de Familia, profesionales de enfermería y trabajadores sociales.
Los objetivos de esta medida es conseguir una mayor coordinación con la Atención Primaria y, por ende, una disminución del número de derivaciones a Salud Mental. Además, se persigue una menor medicalización tanto del sufrimiento emocional no patológico como de los trastornos mentales comunes.