La Guardia Civil investiga a una persona como presunta autora de un delito relativo a la Protección de la Fauna y Flora

153
El Presunto autor fue interceptado por el SEPRONA, trasladando una
cabeza de ciervo y un rifle con silenciador.
Componentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de la Guardia Civil de Jaén, con motivo del desarrollo de la Orden de Servicio para el Control del Furtivismo en esta provincia, tuvo conocimiento de la posible existencia de una persona, que se dedicaba a la caza furtiva en la Sierra de Andújar, en el interior o en las
proximidades del paraje conocido como Lugar Nuevo, de la Sierra de Andújar, cuya titularidad corresponde al Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN).
Los componentes del SEPRONA iniciaron gestiones que las desarrollaron tanto en los Servicios propios de la especialidad, como en sus días libres, para poder recabar información, que permitiera establecer un Dispositivo, para la detención del posible autor.
A finales del pasado mes de enero, se detectó un vehículo estacionado en una de las zonas conocidas como “calientes” para la práctica del furtivismo, cuyo titularidad corresponde a un varón, de los que el SEPRONA tenía como posible autor de los hechos investigados.
Establecido un Dispositivo, el referido vehículo fue interceptado y registrado, comprobando que en el maletero transportaba la cabeza de un  ciervo de “14 puntas”, un lomo del referido animal, y en los asientos traseros del vehículo y tapado con mantas, escondía un rifle con bípode de apoyo, un visor telescópico, un silenciador acoplado al arma, y 5 cartuchos, no pudiendo acreditar la tenencia y procedencia legal de la carne, del
trofeo, ni tampoco de los elementos prohibidos que portaba.
A continuación, los componentes del Seprona, realizaron batidas por las zonas conocidas como Malabrigo, Lugar Nuevo, el Madroño y río Jándula, localizando un ejemplar de ciervo macho, decapitado y con una incisión en el lomo izquierdo, trozo de carne que faltaba y que coincidía con la encontrada en poder del investigado, pudiéndose comprobar que el ciervo presentaba dos disparos con entrada y salida de proyectiles