Renovación del contenido de los “Quioscos del arte” de La Carolina

85

Los quioscos de la Plaza del Ayuntamiento, más conocidos como los quioscos del arte, han renovado su contenido. En uno de ellos, se continúa dando a conocer la obra del alumnado del taller de Manolo González Neff, en concreto en esta ocasión, la de Noelia de Haro, y, en el otro, muestra la creación de los autores de novela gráfica Ricardo Moreno y Santiago Girón. Las nuevas exposiciones se pueden visitar hasta finales junio. 

La recuperación de los quioscos de la Plaza del Ayuntamiento, hace dos años, han perseguido el objetivo de dar a conocer el talento local a los vecinos y vecinas de La Carolina. Así lo explica el concejal de Cultura, Marcos Antonio García, que sostiene que eran unos espacios desaprovechados que ahora sirven para que autores del municipio puedan exponer sus trabajos. De esta manera, uno de ellos está dedicado a la pintura y al alumnado del taller de Manolo González Neff y, el otro, a los escritores.

Así, Noelia de Haro es una joven estudiante de Derecho con gran maestría en a técnica del carboncillo. Las obras que ha expuesto en el quiosco concentran imágenes de imaginería religiosa.

Por su parte, el segundo quiosco se ha dedicado a la novela gráfica. Concretamente, expone las portadas de algunas de las obras de autores locales de este género. Santiago Girón es un autor de larga trayectoria y, entre sus obras, destacan las dos entregas de “La oveja samurái”  o “Las aventuras del pequeño Gustavo”. Por su parte, Ricardo Moreno ofrece un estilo que ronda el mundo de lo lírico, un universo que se asemeja a las pesadillas y sueños que tienen muchas personas.

“Los quioscos se encuentran en el centro del municipio por lo que supone una gran oportunidad para que nuestros vecinos y vecinas conozcan el talento local, que es mucho. Estos espacios se han convertido en un lugar para sacar el arte a la calle y acercarlo a los carolinenses al mismo tiempo que se ofrece a nuestros artistas y escritores un lugar en el que mostrar su obra”, concluye García.