El consejero felicita al profesorado del IES Medina Rivilla

124

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha visitado el IES Hermanos Medina Rivilla de Bailén, donde ha agradecido y felicitado al claustro docente por la “magnífica labor realizada para luchar contra el abandono escolar, especialmente en un año tan complicado como el que les ha tocado vivir como consecuencia de la pandemia”.

El instituto, que se encuentra ubicado en una zona incluida en la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social (Eracis), es uno de los centros de referencia de Andalucía en la implantación del Programa Impulsa en sus dos ediciones, una “iniciativa pionera y revolucionaria” que tiene como objetivo “desarrollar proyectos motivadores y alternativos que eviten el abandono escolar del alumnado en riesgo de exclusión social”.

Junto con el instituto bailenense, otros 56 centros de la provincia participan en la segunda edición de este programa, 10 más que en su primera convocatoria. La iniciativa, que está integrada en el Plan Anual de Refuerzo Educativo (al igual que el Refuerzo Estival), está dirigida a los alumnos y alumnas de 5º y 6º de Primaria, de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y de Bachillerato. En Andalucía, son 541 los centros docentes públicos de zonas socio económicas vulnerables los que se han sumado a la segunda convocatoria, es decir, 42 más que en la primera edición.

Según ha explicado el consejero, los centros seleccionados han realizado Proyectos para la Innovación Educativa con medidas innovadoras específicas y motivadoras para desarrollar métodos efectivos que fortalezcan y refuercen las competencias clave del alumnado. De esta manera, se le proporciona a los estudiantes en riesgo de abandono escolar metodologías variadas, activas y colaborativas que desarrollen las competencias del siglo XXI, preferentemente mediante la creación de estrategias y actividades basadas en el ámbito CTIM (Ciencias,Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Así, las actuaciones recogidas en los proyectos pertenecen a alguno de los siguientes ámbitos: Educación Ambiental, Cultura Emprendedora, Comunicación Lingüística, Programas Culturales y Hábitos de Vida Saludable.

La Consejería financia cada uno de estos proyectos con hasta 9.000 euros. La inversión total para esta segunda convocatoria del programa es de 5,3 millones de euros.

Fomentar la motivación

El consejero ha resaltado la labor de la comunidad educativa del IES Medina Rivilla en la aplicación de las dos ediciones del Programa Impulsa. En concreto, el centro ha puesto en marcha cinco actuaciones que giran en torno a otros tantos ejes: el trabajo de contenidos y valores a través de la arquitectura en espacios abiertos, el fomento de la educación emocional, la inclusión de las personas con capacidades diferentes, el fortalecimiento de la identificación afectiva del alumnado con el centro educativo a través de un proyecto integral relacionado con el cine y, por último, el aprendizaje competencial a través de la computación, robótica e impresión en 3d.

Con una financiación total que ha ascendido a casi 30.000 euros, la primera de estas actividades ha pretendido “que el alumnado reformase, en base a sus preferencias y gustos, el exterior del instituto, trabajando mediante la arquitectura conceptos matemáticos o geográficos, valores medioambientales y de convivencia, a la par que ha ido asimilando la importancia del trabajo en equipo, de la planificación de los espacios y de los esfuerzos colectivos”, tal y como ha explicado la jefa de Estudios, Isabel Marín. “El resultado ha sido una fórmula muy creativa y visual que representa un jardín inglés con árboles, bancos de reciclaje o pinturas murales, entre otros elementos”, ha agregado.

Otro de los objetivos perseguidos con el Programa Impulsa en el instituto bailenense es, según la directiva, “que la educación emocional forme parte de la vida del centro, lo que tiene especial sentido tras los meses de duro confinamiento”. Para ello, un equipo de psicopedagogas especializadas en este ámbito interviene y ayuda tanto al alumnado como a las familias del centro.

El tercer propósito de esta iniciativa ha sido potenciar la inclusión y trabajar con entidades y organismos del entorno que visibilicen a las personas con capacidades diferentes. Con tal fin, y dado que el IES dispone de un Aula Específica de Educación Especial y de un Programa de FP Básica orientado a alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, la directiva se puso en contacto con el Taller Ocupacional de Bailén, Afamp, para que sus integrantes diseñasen un plan de señalética, indicación y cartelería que facilitase la identificación de los diferentes espacios del centro.

“Por otra parte, queríamos que nuestro alumnado incrementase su apego con el centro a través de un medio tan motivador como es el cine; y qué mejor forma de hacerlo que permitiendo que fuesen ellos los protagonistas de un vídeo que tuviese como temática principal los diferentes momentos que se dan en la vida del centro, así como los contenidos más importantes del currículo y los programas que desplegamos en él; todo ello guiado por un director local, Arturo Martínez”, ha detallado Isabel Marín.

Finalmente, a través de la segunda edición de Impulsa, el alumnado se está sumergiendo en la computación, la robótica y la impresión en 3d, una opción que, en palabras de los docentes, está resultando “sumamente atractiva para los niños y niñas del centro que, con esta experiencia, están descubriendo vocaciones científicas”.