XVII Festival Internacional de Música Ciudad de La Carolina

89

La  Carolina se prepara para disfrutar de su XVII Festival Internacional de Música (FIM) Ciudad de La Carolina, una cita que arranca mañana con la actuación del Dúo Palomares-Llanes y que, en esta edición, además de lo clásico, da cabida a otros estilos, como el blues o el folclore español. La alcaldesa, Yolanda Reche, y el concejal de Cultura, Marcos Antonio García, han presentado la programación.

“El XVII Festival Internacional de Música Ciudad de La Carolina es una convocatoria más que consolidada en nuestra programación anual cultural. Los conciertos, que son gratuitos, buscan acercar diferentes sonidos a nuestros vecinos y vecinas, a la vez que se les propone un ocio al aire libre”, afirma Reche.

En esta ocasión son siete conciertos los que componen el programa, unos recitales que tendrán lugar en puntos representativos de La Carolina, como son el patio del Palacio del Intendente Olavide y la Plaza de la Iglesia y, también, se trasladará a Navas de Tolosa con un concierto de blues. “Hemos sido cuidadosos a la hora de escoger los lugares en los que se celebrarán los conciertos. Por ello, hemos cogido lugares con encanto de nuestro municipio y, también, nos hemos acercado a las pedanías para no dejarlo todo en el núcleo urbano”, detalla la alcaldesa.

El XVII FIM Ciudad de La Carolina se inaugura, mañana, en el Palacio del Intendente Olavide con el concierto de violín y guitarra del Dúo Palomares-Llanes. El sábado 5 de junio le llegará el turno al trío de solistas del conjunto de cámara “Rusia”; el 12 de junio será cuando el festival se traslade a  Navas de Tolosa de la mano de Félix Slim. El 19 de junio, José Manuel Cuenca ofrecerá un espectáculo de piano y baile; el 3 de julio, recital lírico “Canciones de la Belle Epoque”; el 4 de julio, actuación de la agrupación de pulso y púa “Colás Chicharro” y, por último, la Asociación Musical Santa Cecilia cerrará el festival, el 10 de julio.

Tal y como ha remarcado la alcaldesa, la programación del festival ofrece la oportunidad de ver a solistas y músicos que de otra manera no llegarían a La Carolina, pero, al mismo tiempo, también incluye a músicos locales.