Miguel Scheroff muestra la visión de su generación en “Impactrueno total de furia”

77
EXPOSICIÓN EN LA CAROLINA

La sala Juan Francisco Casas del Centro Cultural de La Carolina acogió el evento más importante del otoño en lo que al arte contemporáneo se refiere. El artista local Miguel Scheroff vuelve a la capital de las Nuevas Poblaciones y lo hace con la exposición “Impactrueno total de furia”, una muestra inmersiva compuesta por 9 murales –que suman 39 metros lineales de pared pintada de la sala- y 19 obras procedentes de coleccionistas particulares, instituciones y fundaciones, entre otros.

La alcaldesa, Yolanda Reche; el concejal de Cultura, Marcos Antonio García; el gerente de la Fundación Caja Rural de Jaén, Luis Jesús García Lomas; la comisaria de la exposición y responsable de la Galería Renace, Patricia Galgani, y el propio artista inauguraron una muestra que había  levantado mucha expectación antes de comenzar. Tal y como Scheroff comentó, exponer en La Carolina es “jugar en casa”: “Nos conocemos y tenemos confianza, por lo que podemos hacer un proyecto grande. ‘Impactrueno total de furia’ es algo especial, atrevido y personal. La mezcla entre los cuadros y los murales que les ofrecen un contexto es diferente, aquí no encontraremos una pared sobre la que colgamos un cuadro sin más”.

Sobre el nombre de la exposición, Miguel Scheroff, explicó que responde a una respuesta a todos los que definen a su generación como de cristal, triste o sin objetivos. “Lo que he hecho ha sido recoger algunas palabras muy reconocibles en nuestra generación post internet y, por otro lado, también iconografía e historias que pertenecen a los milenials o centenials. La exposición es una respuesta al desencanto y hastío que se ha vinculado con nuestra generación. Se nos dice que somos una generación de cristal, triste. Ante eso, yo presento una obra muy enérgica, con mucha pintura y mucho color e imágenes muy dramáticas”, dijo al tiempo que añadió: “Nuestra generación va buscando su camino a través de la influencia que recibe de las redes, internet, etcétera y está influenciada por todo ese caudal de información”.

Por otro lado, Scheroff recorrió su evolución artística en los últimos años. “Antes pintaba imágenes muy desgarradoras y oscuras, bodegones, cabezas de carne… Ahora, mis detengo más en el color, lo plástico y las texturas. Los intereses son los mismos. Hago una reflexión sobre nuestro entorno en el mundo. Aunque sigo siendo figurativo, he pasado de hacer esas imágenes tan desgarradoras a profundizar en eso a través de los estímulos que recibimos, como los videojuegos, los dibujos animados, la estética cute. En definitiva, sigo contando algo en torno a un problema, una reflexión en torno a nuestro tiempo”, sostiene.

Por su parte, la alcaldesa defendió la política del Ayuntamiento no solo por ofrecer una programación continúa y de calidad de arte contemporáneo en el municipio, sino también por apoyar a los artistas locales. “La primera vez que expuso aquí era un artista emergente y hoy está cobrando dimensión internacional. Ha convertido toda la sala en un lienzo y eso es un lujazo. Esta exposición supone el reencuentro de Scheroff con sus vecinos y vecinas, una manera de mostrar cómo ha evolucionado su discurso artístico”, dijo.

Por otro lado, agradeció la colaboración de las fundaciones, instituciones y coleccionistas que han prestado su obra para poder conformar “Impactrueno total de furia”, entre ellas, Renace, que lleva al artista aquí en Jaén, la Universidad o la Fundación Caja Rural, que da soporte a todas las iniciativas culturales en La Carolina. En la misma línea, anunció que, como ya es costumbre, se hará de la exposición un eje en la actividad cultural con varias visitas guiadas y talleres para que los vecinos y vecinas puedan acercarse a las obras desde una perspectiva más cercana.

La exposición se podrá visitar en la sala de exposiciones Juan Francisco Casas del Centro Cultural hasta el próximo 8 de enero.