Salud Mental del Hospital de Linares desarrolla psicoterapia grupal frente al dolor crónico

839
SANIDAD

El Hospital ‘San Agustín’ de Linares ha puesto en marcha un programa de psicoterapia grupal para personas con trastornos ansiosos o depresivos asociados a dolor crónico no oncológico. Los pacientes son derivados desde la Unidad de Salud Mental Comunitaria, por su psiquiatra o psicólogo clínico de referencia.

El programa consta de 16 sesiones semanales, de hora y media de duración, y se lleva a cabo en el Hospital de Día de Salud Mental, dirigido por la psicóloga clínica María Felipa Soriano y la enfermera Rosa Parejo. La psicoterapia grupal incluye técnicas de psicoeducación sobre la naturaleza del dolor y factores que influyen en él, técnicas cognitivo conductuales y constructivistas, y mindfulness, de eficacia ampliamente demostrada, para disminuir el sufrimiento de los pacientes y mejorar su calidad de vida.

En cada sesión se revisan los contenidos previos y las tareas para casa, y se trabajan estrategias de afrontamiento del dolor, pensamientos y emociones asociadas, e impacto en el funcionamiento cotidiano.

“Hasta el momento se han llevado a cabo 9 sesiones, con una elevada adherencia y participación de los usuarios. Los pacientes valoran especialmente la experiencia de sentirse escuchados, la posibilidad de compartir sentimientos y dificultades con el resto de participantes, así como la psicoeducación acerca del funcionamiento del dolor, y el entrenamiento en estrategias no farmacológicas, como la meditación y la visualización, para afrontar el dolor y sufrimiento asociados”, ha señalado Felipa Soriano.

“En la Unidad de Salud Mental del Área de Gestión Sanitaria Norte de Jaén conocemos la importancia y el impacto que tienen los tratamientos no farmacológicos en el dolor crónico no oncológico, por el gran sufrimiento emocional y repercusión funcional asociada, por ello hemos puesto en marcha este grupo de trabajo, como un nuevo recurso para nuestros pacientes”, ha indicado Rosa Parejo.

El dolor crónico supone un importante problema de salud en nuestra sociedad. En Andalucía, según datos de la Encuesta Andaluza de Salud (2015/2016), alrededor de 1.400.000 personas adultas de más de 16 años padece dolor crónico (el 15% de la población mayor de 16 años). El tratamiento de las personas con dolor crónico debe ser multidisciplinar, y tener el objetivo de disminuir el impacto del dolor en todas la esferas de la vida del paciente (actividad física, sueño, ámbito laboral, familiar y social), para conseguir la mejor calidad de vida posible