Juanma Moreno inaugura en Úbeda la planta flotante de la aceitera Castillo de Canena

504
PLANTA FOTOVOLTAICA
La planta flotante de la aceitera Castillo de Canena, ejemplo del compromiso del sector agrario con la sostenibilidad. Andalucía ha multiplicado por cien la potencia fotovoltaica de autoconsumo en los últimos cinco años, alcanzando los 939 megawatios Indica que el autoconsumo de energía solar fotovoltaica ayuda a revertir la dependencia energética de combustibles fósiles y a minimizar el impacto económico del precio de la energía
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha inaugurado la planta fotovoltaica flotante
para autoconsumo que permitirá a la aceitera Castillo de Canena en el municipio jiennense
de Jaén autoabastecerse gracias a la energía generada de forma sostenible, evitando la
emisión de más de 800 toneladas de CO2 al año, lo que supone el equivalente al consumo
anual de unas 500 viviendas de tamaño medio.
Moreno ha afirmado que esta operación encierra un posicionamiento claro y el compromiso
de esta empresa con el medioambiente, al mismo tiempo que ha indicado que la energía solar fotovoltaica en régimen de autoconsumo está ayudando a revertir la dependencia energética de combustibles fósiles y a minimizar el impacto económico del precio de la energía.
“A raíz de la crisis energética han sido muchas las empresas que se han visto asfixiadas
económicamente por el elevado precio de la energía. Tanto es así que tuvimos que aprobar
con urgencia un paquete potente de ayudas para mitigar ese problema de más de 200
millones de euros”.
De este modo, ha aseverado que en el campo andaluz esta situación ha sido y está siendo
especialmente dramática y ha apuntado que el autoabastecimiento a partir de recursos
renovables está siendo una gran opción que está apoyando decididamente el Gobierno
andaluz.
En este sentido, ha manifestado que la Agencia Andaluza de la Energía trabaja ya en la
elaboración de nuevas líneas de incentivos con fondos FEDER para el marco financiero 2021-27 para el que hay previstos otros 370 millones en ayudas para la mejora energética. “Desde 2019 se habrán movilizado en torno a 700 millones en este tipo de proyectos, lo que evidencia su creciente demanda”.
El presidente andaluz ha subrayado que la comunidad andaluza ha multiplicado por cien la
potencia fotovoltaica instalada de autoconsumo en los últimos cinco años, alcanzando los 939 megawatios.
Además, ha reiterado que se han superado las 113.000 instalaciones tanto de ciudadanos
como de empresas que generan su propia electricidad y que el autoconsumo supone ya el
15% de la potencia total fotovoltaica instalada.
De esta forma, ha asegurado que el papel del Gobierno andaluz es el de acelerar la transición energética y ha incidido en que el Ejecutivo andaluz lleva cinco años sentando las bases más sólidas y atractivas posibles para hacer de Andalucía la mejor tierra de oportunidades y el mejor lugar para invertir, siendo prueba de ello el macrodecreto de Simplificación Administrativa que se acaba de aprobar y que representa el mayor esfuerzo jamás acometido por una administración para eliminar burocracia y trámites muchas veces repetidos que solo hacían aburrir a promotores y perder proyectos.
Así, ha puntualizado que entre sus mejoras están las que tendrán un impacto positivo en
proyectos similares como éste, ya que los plazos de tramitación de la autorización ambiental se reducirán a la mitad, gracias a una Autorización Ambiental Unificada Simplificada.
“En la práctica, calculamos que se reducirá en dos meses la tramitación de unos 500
expedientes anuales vinculados con grandes proyectos de energías renovables e
infraestructuras y casi la mitad de las autorizaciones ambientales pasarán a resolverse en un plazo máximo de cinco meses”.
Moreno ha insistido en que debemos hacer entre todos un esfuerzo por crear un ecosistema
favorable para las empresas como se está haciendo en Andalucía con menos impuestos y
más seguridad jurídica para que los inversores vengan a Andalucía. “Lo que estamos
sembrando en Andalucía está dando sus frutos como lo demuestran el hecho de que hemos
batido el récord en número de empresas con más de 560.000 y que, por primera vez, hemos superado en 2022 a la Comunidad de Madrid que es locomotora económica de España”.
Para concluir, se ha referido a la grave situación que está atravesando el campo andaluz y
que está poniendo en peligro el sector primario que supone el 13% del valor añadido bruto y el 10% del empleo de Andalucía.
“A nuestros agricultores y ganaderos no se les puede exigir más, ni se les puede seguir
asfixiando con directrices que ignoran la realidad del campo andaluz, ni imponerles una PAC que reduce su presupuesto y que llega a estigmatizar a nuestros agricultores cuando después se permite la entrada de productos de terceros países con menos controles”.
Por ello, ha reiterado que lo que el campo andaluz reclama es de justicia como precios justos que no lleven a la ruina, poner coto a esa competencia desleal y una PAC justa que reconozca el enorme esfuerzo modernizador y la excelencia del campo andaluz.
El presidente andaluz ha estado acompañado de la consejera de Agricultura, Pesca, Agua y
Desarrollo Rural, Carmen Crespo; de la consejera de Salud y Consumo, Catalina García; del
consejero de Industria, Energía y Minas, Jorge Paradela, y de la alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares.