La Junta ve razonable la propuesta para el tranvía de Jaén y confía en la reanudación de los trabajos técnicos para reactivarlo

353

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha asegurado en el Parlamento que la propuesta planteada por la Junta y la Diputación al Ayuntamiento de Jaén para poner en servicio el tranvía es “razonable, sensata y equilibrada” y ha mostrado su confianza en la próxima reanudación de los trabajos de la comisión técnica, prevista para el día 12 de marzo.

En su comparecencia en la comisión de Fomento y Vivienda en la Cámara andaluza, López ha señalado que los trabajos para reactivar el tranvía han llegado a un punto de no retorno que debe llevarnos a cerrar un acuerdo y ha destacado también el clamor social para que Jaén pueda tener pronto un modo de transporte sostenible, moderno y eficaz como ya se disfruta en Granada con la puesta en servicio con éxito del nuevo metro que acumula cerca de 30.000 viajeros diarios.

“Queremos recuperar el tiempo perdido y trabajar para rentabilizar una gran inversión y poner en marcha como nos demanda la ciudadanía una infraestructura necesaria para la mejorar el transporte y la calidad de vida en la ciudad”, ha puntualizado el consejero, que ha añadido además que “seguimos manteniendo reuniones como la más reciente celebrada con el alcalde y con la asistencia de la consejera de Hacienda para avanzar en ese acuerdo, del que ya existe un borrador de convenio que se remitió al consistorio recientemente.

El consejero ha resaltado el gran esfuerzo que viene realizando la Junta que, más allá de cumplir su parte en el acuerdo y asumir la construcción de la infraestructura con más de 120 millones de inversión, ofrece ahora su apoyo al consistorio en su explotación con la cooperación técnica para la reanudación de los trabajos necesarios para la puesta en marcha del servicio comercial y la contribución económica para la sostenibilidad financiera del tranvía, con una aportación del 40% del déficit de explotación anual.

A este apoyo autonómico se ha sumado también, sin tener competencias en esta materia, la Diputación Provincial de Jaén que está dispuesta a aportar una contribución equivalente al 20% del déficit de explotación anual.

Según el consejero, “con esta propuesta, el Ayuntamiento de Jaén debería hacer frente solo a una aportación anual del 40% del déficit de explotación, cantidad que se vería reducida además con la subvención que viene recibiendo por parte del Estado para financiar el transporte colectivo urbano, que se reduciría en otros 170.000 euros, lo que dejaría su aportación en una cantidad que no superaría los 580.000 euros anuales.

Todo ello, ha explicado, teniendo en cuenta una previsión de paso del tranvía de 10 minutos por parada y una demanda conservadora de en torno a 1,5 millones de usuarios al año, el déficit de explotación anual del sistema tranviario se ha estimado en una cuantía de entre 1,3 y 1,87 millones de euros.

El consejero ha precisado a que esta cuantía habría que sumar la inversión necesaria para la puesta a punto de la infraestructura tras 7 años en desuso debido a la falta de mantenimiento y vigilancia por parte del ayuntamiento, inversión que ronda los 2 millones de euros.

Sobre el déficit de explotación, el consejero ha puesto de relieve la necesidad de que el ayuntamiento marque las prioridades para el futuro de la ciudad y el tranvía es una gran inversión en salud y en calidad ambiental y urbana para hacer de Jaén una ciudad más habitable, ya actualmente es una de las urbes con peor calidad del aire de España y hablar del tranvía es hablar de la salud pública y de enfermedades para la ciudadanía, con un consecuente gasto sanitario y farmacéutico que ha de ser tenido en cuenta también por los responsables municipales”.

A su juicio, “Jaén no puede ir a contracorriente de las ciudades que están a la vanguardia de la modernidad en Europa y que están apostando por medios de transportes no contaminantes como el tranvía, haciendo ciudades más amables y habitables con menos coches y menos tráfico, con más espacios para la personas y para la peatonalización, abogando por la intermodalidad y complementariedad de los transportes públicos y por medios alternativos a los desplazamientos a motor”.