Publicado un libro con las partituras del himno de la II República creado a partir de un poema de Miguel Hernández

230

La Diputación de Jaén prosigue en su labor de difusión de la obra y la figura de Miguel Hernández con la publicación de un libro sobre la creación del himno de la II República Española, que está basado en el poema “Canción de la sexta división” del escritor oriolano. El presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, acompañado por el diputado de Cultura y Deportes, Juan Ángel Pérez, ha presentado esta tarde la obra, que lleva por título “Miguel Hernández. Himno de libertad”, una publicación editada por el Instituto de Estudios Giennenses en la que se recogen las partituras de la composición del estadounidense de origen ucraniano Lan Adomián surgida a partir del poema Hernández, una canción que fue propuesta como himno de la II República.

 El coordinador de esta edición, Jesucristo Riquelme, y Pedro Jiménez Cavallé, consejero del IEG, han participado también en este acto en el que Francisco Reyes ha recordado que el origen de esta composición se remonta a 1938, cuando el compositor Lan Adomián, que coincidió con Hernández en Valencia durante la Guerra Civil, “en una noche de bombardeo creó esta canción que nació como una llamada a la esperanza en un marco dramático”. Con el tiempo, esta melodía llegó a convertirse en el himno de la II República y sus partituras llegaron a manos de Jesucristo Riquelme, “posiblemente el mayor experto mundial en Miguel Hernández, un estrecho colaborador de la Diputación en el trabajo de universalización y difusión de la figura y la obra del poeta alicantino, y uno de los principales impulsores de que estas partituras hayan sido editadas”, según ha remarcado Reyes.

 Esta publicación consta de dos cuadernillos donde se recogen las partituras de esta melodía: una para coro y banda y otra para coro y orquesta; y de un libro de 70 páginas documentadas con fotografías, en las que se recorre la génesis de este himno, sus autores, antecedentes y su recorrido hasta hoy, ha explicado el presidente de la Diputación, quien ha subrayado que “la importancia de estos documentos no radica tanto en su valor literario, sino en que son un testimonio de una historia arrebatada y silenciada durante décadas”.