La Junta mejora la accesibilidad a 129 viviendas en Andújar, Linares, Martos y Fuerte del Rey

139

AVRA destina casi medio millón de euros en la eliminación de barreras instalando ascensores y rampas en cinco promociones.

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, a través de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), acometerá en los próximos meses obras para mejorar la accesibilidad a 129 viviendas de edificios pertenecientes al parque público residencial de la Junta en la provincia de Jaén, eliminando las barreras arquitectónicas existentes para facilitar la movilidad de las familias residentes.

Con este objetivo, el Consejo Rector de la AVRA, como gestora del parque público residencial autonómico, ha aprobado cinco proyectos para la provincia, de los que dos se ejecutarán en Andújar, uno en Martos, otro en Linares y el quinto en Fuerte del Rey. Las cinco actuaciones supondrán una inversión global de 467.033 euros.

Estas intervenciones forman parte de un conjunto de 23 actuaciones de obras de accesibilidad que se van a ejecutar en promociones de viviendas protegidas en alquiler, titularidad de AVRA y repartidas por toda Andalucía. La inversión total prevista para estas 23 actuaciones es de 2,5 millones de euros.

Las obras proyectadas para las promociones de Andújar consistirán en la construcción de rampas de acceso al edificio de 24 viviendas sito en Sector Almería, bloque F1, en Lagunillas, y la instalación de un salvaescaleras en el acceso a la promoción de 13 viviendas de la calle Palominos.

Las tres actuaciones restantes consistirán en la instalación de un ascensor para permitir la accesibilidad a las ocho viviendas de la calle Ingeniero García Pimentel, bloque 1, en Martos; la construcción de rampas para facilitar el acceso a 72 viviendas de las torres 2, 3 y 4 de la calle Blasco Ibáñez, en el barrio de Arrayanes, en Linares; y la instalación de un ascensor nuevo en las 12 viviendas de un edificio en la avenida de Jaén número 14, en Fuerte del Rey.

Con estas actuaciones, la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio y AVRA persiguen como objetivo hacer un parque público residencial más accesible, eliminando las barreras arquitectónicas ligadas a los desplazamientos dentro de los edificios y también en los espacios exteriores que los rodean.

Estas obras supondrán un beneficio importante y una mejora de la calidad de vida para todas las familias residentes, pero especialmente para las personas que tengan limitada la movilidad como consecuencia de alguna discapacidad física o por tener una edad avanzada, a las que se facilitarán los movimientos que ahora tienen restringidos o limitados, como consecuencia de la falta de ascensores o la presencia de escalones que no pueden salvar.